Más de 7.000 temporeras de la fresa están atrapadas en España

|

Cada año, entre los meses de diciembre y marzo, un gran grupo de mujeres llega al sur de España desde Marruecos para recoger fresas durante la temporada, que puede llegar a alargarse hasta julio. Vienen, trabajan para enviar dinero a su familia y vuelven a Marruecos el resto del año. Pero este año no ha sido así, y desde hace meses más de 7.000 temporeras de la fresa están varadas en Huelva porque Marruecos no las deja regresar a su país.


EuropaPress 3219350 temporeras finca agricola onubense


El reino alauita cerró sus fronteras antes de que España decretara el estado de alarma. Entonces estas mujeres no eran conscientes de cuánto tiempo tardarían en poder volver a Marruecos. Pero los meses han ido pasando y las temporeras han acabado la recolección de fresas sin un horizonte claro y sin poder regresar.


El viernes, Izquierda Unida pidió al Gobierno, a través de Unidas Podemos, que intervenga para solucionar la situación de bloqueo que afecta a las 7.200 temporeras marroquíes que permanecen en la provincia de Huelva. El coordinador provincial de Izquierda Unida en Huelva, Rafael Sánchez Rufo, explicó que han pedido que intervengan "para que estas trabajadoras puedan regresar a su país y deje de prolongarse su estancia en Huelva, lejos de sus familias y en condiciones de dependencia para poder subsistir".


Además, Sánchez Rufo insistió en que la situación de bloqueo que viven actualmente las temporeras "no puede seguir prologándose por más tiempo, ya que de lo contrario se está agravando un problema humanitario que sufren unas personas que han venido a trabajar y que deben tener garantizados sus derechos". Para desbloquear la situació, Izquierda Unida pide al Gobierno que afronte la solución "de manera prioritaria" y tome "todas las medidas necesarias" para que entre los dos países se alcance una solución "lo antes posible". Además, cree que es necesario "facilitar" recursos para atender las necesidades sanitarias y de subsistencia de estas trabajadoras durante el tiempo que permanezcan en territorio español.


Interfresa y el Gobierno hacen "todo lo posible"

Las temporeras han ido acabando la recolección en las fincas donde trabajaban pero no ha habido manera de que puedan regresar. José Luis García Palacios, presidente de Interfresa, explicó el viernes que desde la patronal siguen en “permanente contacto y conversaciones” con las instituciones y estamentos del Estado y de Marruecos, y que están tratando de encontrar una solución para que las mujeres puedan volver a su país de origen.


Una trabajadora recoge fresa en una producción en Huelva



Pero de momento Marruecos solo permite el regreso de sus ciudadanos en casos muy excepcionales: algunas pocas mujeres que han dado a luz recientemente han podido volver a su país, pero la gran mayoría continúan varadas en Huelva.


Desde Interfresa recordaron el viernes que todos están muy preocupados por el regreso de las mujeres, también los propios empresarios que las contratan. García Palacios explicó que dado el perfil de estos empresarios, que suelen ser campesinos, hay mucha cercanía entre ellos y sus trabajadores "como a lo mejor no se da en otros sectores". Además, destacó que estas trabajadoras llevan muchos años viniendo a Huelva "a hacer viable la explotación de los frutos rojos" y el año que viene "probablemente también se las precise".


Por otro lado, la subdelegada del Gobierno en Huelva, Manuela Parralo, anunció en junio que llevaban semanas manteniendo reuniones con el gobierno marroquí y que desde España se ha pedido “generosidad” al Reino de Marruecos para que sus compatriotas puedan regresar. “Ha sido una campaña dura, no solo por el trabajo del campo sino porque el confinamiento lo es y se han unido las dos cuestiones”, destacó Parralo, quien afirmó que la intención de España es que la repatriación se produzca cuanto antes mejor ya que el deseo de las temporeras “es volver”.


Vulneración de derechos

El pasado 3 de junio, ocho organizaciones enviaron un comunicado urgente a organismos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para denunciar las "vulneraciones de derechos humanos" que sufren las temporeras marroquíes y otras personas migrantes que trabajan en la recogida de la fresa y frutos rojos en los campos de Huelva.


"La pandemia de COVID-19, como todas las crisis, tiene un impacto específico en las mujeres y exacerba las desigualdades de género ya existentes "


La ONG Women's Link Worldwide y otras siete entidades reclamaron a la ONU que actuara rápidamente y que investigara el caso de “manera urgente”.


Las organizaciones destacaron que si bien el colectivo migrante ya estaba en una situación “de gran vulnerabilidad previa debido a la explotación laboral y a las diferentes formas de violencia que sufren desde hace años”, la pandemia no ha hecho más que agravar sus condiciones y propiciar un entorno en que sus derechos se vean todavía más vulnerados.


También añadieron que, dada la actual crisi, puede haber más violencia contra los temporeros o más casos de impunidad de violencia. Además, pidieron que las medidas tengan perspectiva de género porque el sector de la fresa es altamente feminizado y resaltaron que las mujeres son especialmente vulnerables ya que están expuestas también a la violencia sexual.


"La pandemia de COVID-19, como todas las crisis, tiene un impacto específico en las mujeres y exacerba las desigualdades de género ya existentes. Este impacto es especialmente grave para las mujeres vulnerabilizadas, como las temporeras de la fresa, cuyas familias dependen de sus ingresos y trabajan bajo unas condiciones laborales discriminatorias y abusivas", explicó la abogada de Women's Link Worldwide, Aintzane Márquez.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH