​Cáritas denuncia un aumento descontrolado del paro entre las personas que atiende

|

La crisis económica ha golpeado con enorme dureza a aquellos sectores de la sociedad más vulnerables, a los que antes de la crisis ya tenían serias complicaciones para sobrevivir y que ahora han visto acrecentados sus problemas.


Caritas trabajador limpieza


Así lo denuncia Cáritas en un informe en el que señala, entre otras cosas, que casi el 70 % de las personas a las que atiende se han encontado sin trabajo por culpa de la situación económica que se ha producido por la pandemia.


Esto significa que el porcentaje de parados que tienen que recurrir a los servicios que ofrece la organización ha aumentado, solo en lo que hace referencia a la ciudad de Barcelona, en un 26,4 %, una cifra que en el seno de Cáritas se considera como muy preocupante, sobre todo por las escasas posibilidades de recuperar su trabajo que las personas afectadas van a tener en el corto y medio plazo.


A estos hay que unir que muchos de los trabajadores atendidos por Cáritas son personas que suelen obtener sus ingresos gracias a la economía sumergida, que ha sido duramente golpeada durante la pandemia, además de que es la que peores condiciones presenta para su recuperación.


En el informe realizado por la ONG se asegura que los ingresos medios de las familias que acuden a sus servicios se han reducido hasta en un 36 %. Pero eso es en el caso de aquellos trabajadores que están en situación de legalidad. La situación es mucho peor para los que se ganan el sustento en la economía sumergida. En este caso, la reducción de sus ingresos ha sido del 73 %, lo que les ha dejado en una situación de extrema vulnerabilidad.


El problema se agrava para estas personas si se tiene en cuenta que su situación de ilegalidad les impide tener acceso a las ayudas sociales puestas en marcha desde las administraciones, como el Ingreso Mínimo Vital o la Renta Garantizada de Ciudadanía, el servicio de desempleo o las ayudas al alquiler. En este caso se encuentran muchas personas que deben buscar trabajo fuera del mercado laboral normalizado. Son limpiadoras, cuidadoras de personas mayores, manteros o aquellos que se dedican a la recogida de residuos los que se encuentran en una situación más complicada.


AYUDAS

Por ello, Cáritas el proyecto de Cáritas ‘Feina amb Cor’ ha logrado que 105 personas a las que ha acompañado en su búsqueda de trabajo hayan logrado encontrarlo en servicios de limpieza y mantenimiento, servicios sanitarios y de atención social.


La responsable del programa de formación e inserción laboral de Cáritas, Desirée García, ha indicado que “en este contexto de emergencia es más necesario que nunca continuar acompañando a las personas para que no pierdan la esperanza, y que sepan que, a pesar de las adversidades, es posible volver a salir adelante”.


Desde Cáritas se ha pedido a las diferentes administraciones que adopten las medidas necesarias para acabar con este tipo de situaciones ya que las necesidades sociales se han multiplicado, así como las necesidades de empleo por parte de las personas en situación de exclusión social.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH