sábado, 24 de octubre de 2020

El juez abre pieza separada para investigar operaciones inmobiliarias a cargo del hijo menor de Jordi Pujol

|

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha abierto una pieza separada a la que ha denominado 'Drago' para investigar una serie de operaciones inmobiliarias realizadas por Oleguer Pujol, el hijo menor del expresidente catalán Jordi Pujol.


Oleguer pujol




En el auto de apertura de la pieza, del pasado 15 de julio y al que ha tenido acceso Europa Press, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 mantiene imputado también a Luis Iglesias, yerno del exministro Eduardo Zaplana y antiguo socio de Oleguer Pujol, así como a otras seis personas, entre ellas los hijos del financiero Javier de la Rosa, Javier y Gabriela, y a José María Villalonga Bardella y José María Villalonga Cabarrocas.


El instructor les imputa presuntos delitos de pertenencia a organización criminal, contra la Hacienda Pública, falsedad documental y blanqueo de capitales.


Esta investigación partió del Juzgado Central de Instrucción número 1, cuyo titular es Santiago Pedraz, quien posteriormente se inhibió en favor de De la Mata por ser el magistrado que tenía en sus manos las pesquisas sobre el origen de la fortuna de la familia Pujol Ferrusola.


Precisamente, el juez De la Mata ya ha dado por finalizada la instrucción de la pieza principal de la causa y ha propuesto mandar a juicio a toda la familia Pujol Ferrusola, incluido el hijo menor, al tiempo que ha abierto esta pieza 'Drago' para seguir indagando en los negocios de éste.


Según recuerda el juez en su auto, las diligencias a este respecto investigaban el origen del dinero que invirtió Oleguer Pujol en las diversas operaciones inmobiliarias de la empresa Drago Capital y en la propia compañía, así como "determinadas inversiones realizadas subsiguientemente, parte en distintos productos financieros y parte para financiar aportaciones al fondo Drago Real Estate Partners.


Pero además, las pesquisas se dirigían también al "destino de algunas de estas inversiones en distintas operaciones inmobiliarias", entre las que el magistrado destaca la participación en la "operación de compraventa de 1.152 locales de sucursales bancarias del Banco Santander, que se llevó a cabo por Samos Servicios y Gestiones SLU, y en particular la operativa de ocultamiento y blanqueo de las comisiones que fueron cobradas por distintas personas físicas con motivo de la compraventa "mediante la utilización de estructuras societarias radicadas en terceros países y la subcontratación en cadena de los servicios solicitados, consiguiendo así que la Hacienda Pública no fuera conocedora de su percepción".


"Estos hechos, en cuanto al destino de los fondos obtenidos y el resto de operaciones desarrolladas por Oleguer Pujol Ferrusola, Luis Iglesias y otras personas constituirán el objeto de la pieza separada 'Drago', que ahora se constituye", explica el auto.


En las diligencias practicadas por el juez Pedraz, dice De la Mata, se acreditó que el origen de las cantidades invertidas por Oleguer Pujol, "al menos en parte", estaba situado en una cuenta de la entidad financiera Andbank, en Andorra. Y que en concreto las de Drago Capital provenían "de un lugar común a sus hermanos".


Esa cuenta de Andbank, continúa De la Mata, "se nutría de transferencias e ingresos en efectivo producidos desde el año 1992 hasta el año 2000 por importe total de más de 116.000.000 pesetas" (más de 697.000 euros).


De este modo, el instructor del Juzgado Central 5 considera que debe continuar indagando en estas operaciones inmobiliarias, de ahí que haya abierto la pieza separada, mientras por otro lado ha procesado ya a Oleguer Pujol en la pieza principal de la causa que afecta también al resto de su familia.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH