Laura Borràs, la cara del sector independentista más 'duro' de JxCat

|

Laura Borràs se impuso el domingo con una amplia mayoria ante Damià Calvet en las primarias de JxCat, que ganó con un 75% de los votos. Su victoria representa ahora la imposición de la línea más dura dentro del partido, con la que JxCat intentará ganar a ERC, la formación favorita de cara a las elecciones. Borràs se presentarà a las elecciones con Carles Puigdemont, que todavía no ha confirmado si encabezará la lista por Barcelona. El tándem que forman, a diferencia de Damià Calvet, se aleja del mundo convergente y opta por un independentismo puro, sin negociaciones con Madrid. Es en este punto en el que más tratarà de diferenciarse Borràs de ERC, buscando sumar fuerzas independentistas y alejarse de las negociaciones con el Estado. 



Laura Borràs, candidata a la Presidència de la Generalitat de Catalunya per JxCat.



De ganar las elecciones el próximo 14 de febrero, Borràs se convertiria en la primera mujer presidenta de Catalunya. Pero, ¿de dónde viene Laura Borràs y adónde espera llevar a la formación independentista? Siempre ligada al catalanismo, Borràs estudió filologia catalana y se doctoró en filologia románica, y años más tarde, entre 2013 y 2018, fue directora de la Institució de les Lletres Catalanes. Este cargo le costó la imputación por presuntamente haber adjudicado irregularmente contratos públicos a un amigo, el informático Isaías Herrero, también imputado. 


La Sindicatura de Cuentas confirmó que entre 2016 y 2018, en el ILC se adjudicaron contratos menores sucesivos a cinco adjudicatarios contra la normativa mediante la técnica del "fraccionamiento", que evita sacar a concurso público la adjudicación. Pese a que el aparato independentista salió a socorrer a la diputada --empezando por la propia institución afectada, cuyo director actual, Oriol Ponsatí-Murlà, acusó a la Sindicatura de "no tomarse las molestias de leer sus alegaciones"--, el informe del organismo es un varapalo para la defensa de Borràs.


Distanciamiento de "convergència" y ERC 

La victoria de Laura Borràs, por contra de Damià Calvet, representa el triunfo de la facción de JxCat más alejada del sector convergente del partido. 


Tras ser proclamada la candidata a la presidencia de la Generalitat, Borràs explicó que su objetivo es "ganar estas elecciones y alcanzar la independencia". Y espera hacerlo sumando fuerzas únicamente independentistas: "hago un llamamiento a todo el independentismo a sumar para garantizar un Govern nítidamente independentista en Catalunya y un Parlament nítidamente independentista", dijo. 


Así las cosas, la formación intentará ganar las elecciones con el discurso de confrontación con el Estado, y Borràs usará el pacto de ERC con el Gobierno para los PGE de 2021 para intentar ganar parte de los votos de la formación republicana. "Cuando alguien es capaz de plantearse hacer un Govern con fuerzas no independentistas es obvio que no trabaja hacia la independencia", dijo hace unos días en Catalunya Ràdio, mostrando su tendencia en contra de ERC. 


También es un tema clave de debate la mesa de diálogo con el Gobierno, que Aragonès ha defendido. Mientras el candidato de ERC intenta acercarse al Gobierno actual y aprovechar los nuevos presupuestos para que Catalunya pueda salir de la crisis provocada por la pandemia, la de JxCat es actuar solo. 


El lunes, Borràs aseguraba que si Aragonès gana las elecciones, espera que los republicanos se muestren contundentes en el debate independentista porque sino JxCat no pactará con ERC. Para ella, no solo es necesario proclamarse como independentista, sino que hay que demostrarlo: "No hay que decir que lo eres, hay que hacerlo. ¿Hemos conseguido la independencia? No, y eso frustra a mucha gente", aseguró.


De momento las encuestas dan la victoria a ERC y además señalan que la formación republicana podría ganar más de 100.000 votos que en las últimas elecciones fueron para la lista de Puigdemont. 


Relación con Puigdemont y Torra

Laura Borràs entró en el proceso independentista en 2017, cuando presentó un manifiesto de apoyo al referéndum, y se convirtió en diputada tras las elecciones de 2017. En ese momento, Puigdemont, con quien mantenía una relación más estrecha que ahora, le pidió que ella misma leyera el texto. Aunque la relación entre Puigdemont y Borràs se ha enfriado, y el expresidente prefería al conseller Jordi Puigneró como candidato, desde el partido son conscientes de que el tándem Borràs - Puigdemont es el mejor de cara a las elecciones. 


Por otro lado, Borràs siempre ha mantenido una gran relación con Torra, que la ha apoyado en todo momento, especialmente durante su proceso judicial y pidió el voto para ella de cara a las primarias del partido. 



Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH