​La unidad de semicríticos de Bellvitge consigue que el 70% de sus pacientes Covid-19 no ingresen en la UCI

|

El trabajo de la UCRI con terapias respiratorias no invasivas ha sido básico para reducir el impacto de la pandemia en los pacientes con neumonía grave.



Bellvitge2


@Bellvitge



Cerca del 70% de los pacientes que fueron tratados en 2020 en la Unidad de Cuidados Respiratorios Intermedios (UCRI) del Hospital Universitario de Bellvitge por neumonía grave por Covid-19 no necesitaron ingresar en la UCI. 



La UCRI de Bellvitge alcanzó el pasado mes de diciembre los 500 pacientes de Covid atendidos, con una estancia media de 7 días.



La UCRI trata a pacientes graves con una situación de insuficiencia respiratoria aguda compleja, pero que aún no han requerido intubación orotraqueal y ventilación mecánica, lo que lleva al ingreso en la Unidad de Cuidados Intensivos. En la unidad respiratoria de semicríticos los pacientes son tratados con ventilación no invasiva y oxigenoterapia de alto flujo, que proporciona al paciente un flujo de oxígeno a través de una cánula nasal.



Antes de la pandemia, la UCRI recibía anualmente un promedio de 100 pacientes con necesidades de apoyo de ventilación no invasiva, con un perfil clínico diferente (principalmente pacientes respiratorios crónicos agudos). La pandemia ha supuesto un cambio en el perfil del paciente y un aumento considerable de la actividad en la unidad.


Como destaca la Dra. Salud Santos, jefa del Departamento de Neumología del Hospital Universitario de Bellvitge, "muchos pacientes logran superar la fase ascendente de la insuficiencia respiratoria debido a la neumonía COVID con nosotros, lo que facilita el manejo de las camas de la UCI. Estos 500 pacientes demuestran el papel fundamental de las terapias no invasivas y la UCRI a lo largo de la pandemia".



A principios de año, antes de que estallara el virus, la UCRI del Hospital de Bellvitge tenía 4 camas. Con el fin de responder a la emergencia sanitaria en los picos más graves de la pandemia llegaron a ser 72. Actualmente, la unidad de semicríticos respiratorios cuenta con cerca de veinte camas para atender el volumen de pacientes con el escenario actual de la pandemia, con flexibilidad para adaptarse a las necesidades. 


"Esta extraordinaria respuesta ha sido posible gracias al compromiso de los profesionales de la neumología, la enfermería y fisioterapia y la reacción en tiempo real de la dirección hospitalaria para adaptarse a los diferentes escenarios", destaca la Dra. Santos.


La UCRI del Hospital de Bellvitge también ha desempeñado un papel fundamental como referencia para el trabajo en red con hospitales comarcales que no cuentan con estructuras de atención para los semicríticos respiratorios. En este sentido, la unidad ha atendido a un alto número de pacientes de los hospitales de Viladecans y Martorell, entre otros.


En esta línea, la Dra. Mònica Ruiz, jefa de Medicina Interna del Hospital de Viladecans, considera que la articulación de protocolos para permitir el drenaje de pacientes de un centro a otro y la comunicación fluida con el Hospital de Bellvitge han sido fundamentales "para garantizar la continuidad de la atención. Hemos trabajado como un verdadero equipo y esto ha permitido un drenaje ágil de los pacientes y, de esta manera, la posibilidad de ofrecer terapias no invasivas con la mayor precocidad posible, intentando en todo momento la estabilización del paciente sin tener que entrar en las unidades de cuidados intensivos". 


El contacto personal es esencial en este trabajo en red, y los equipos del Hospital de Viladecans y Bellvitge se reúnen al menos una vez a la semana por videoconferencia para gestionar diferentes temas y otros aspectos organizativos.




Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH