miércoles, 21 de abril de 2021

El Senado aprueba la ley para paliar las consecuencias de la pandemia en las víctimas de violencia de género

|

El Pleno del Senado ha dado, este miércoles, luz verde a la ley con medidas que buscan paliar las consecuencias de la pandemia en las víctimas de violencia de género, y que viene del decreto ley aprobado durante el estado de alarma para convertir en esenciales los servicios existentes contra esta lacra.


Archivo - Planca en la que se lee 'Senado' en la fachada exterior del edificio del Senado en Madrid.


Edificio del Senado (EP)




El texto ha contado con el apoyo de todos los partidos presentes en la Cámara alta, excepto Vox que presentó una propuesta de veto al mismo que fue rechazada en la misma sesión. Tras superar este trámite, la ley regresará al Congreso para su convalidación.


Sin embargo, y a pesar de este apoyo, durante el debate algunos grupos se han mostrado críticos con el PSOE, que cuenta con mayoría absoluta en el Senado, por su rechazo a algunas de las enmiendas presentadas.


Así, la defensora de las enmiendas del PP, Patricia Rodríguez, ha afeado a los socialistas que no les dejaran presentar enmiendas sobre ciberacoso que sí se permitieron en el Congreso. Además, ha lamentado el rechazo a incluir a los trabajadores del sector en el protocolo de vacunación del Covid-19.


Desde Junts, su representante María Teresa Rivera, ha criticado que esta ley no se ajuste al Pacto de Estado ni al Convenio de Estambul en materia de nomenglatura y siga refiriéndose a esta lacra como violencia de género y no como violencias machistas, como ellos han solicitado en sus enmiendas.


La senadora de ERC Elisenda Pérez, por su parte, ha llamado a incluir un articulo específico para garantizar que las mujeres trans que no cuentan con cambio de nombre y sexo en el DNI puedan acceder a estos servicios y medidas.


PLANTEAMIENTOS YA INCLUIDOS EN EL TEXTO

Los socialistas, a través de su portavoz en este debate, Ana María Agudiez, han defendido que, en este texto, se protege a todas las mujeres, independientemente de su etnia, lugar de origen, religión o orientación sexual, a través del artículo 1 de la misma, que habla de "discriminación interseccional" de las mujeres, y que fue transaccionado durante la tramitación en el Congreso, por PSOE, PP, Unidas Podemos, Ciudadanos y ERC.


También ha explicado, sobre el rechazado a cambiar la terminología de la ley, que en la legislación española se debe "usar y acuñar violencia de género" porque "la violencia machista sí tiene género". Del mismo modo, ha indicado que no es posible incluir a los trabajadores del sector en el protocolo de vacunación en un texto con rango de ley ya que, además, los protocolos son competencia de las comunidades autónomas.


De este modo, el texto votado este martes, en comparación con el que llegó del Congreso, incluye una mención concreta a los cuerpos de seguridad autonómicos en las actuaciones contra esta lacra, así como mejoras técnicas en el texto para garantizar la especial atención a las personas con discapacidad y en situación de vulnerabilidad, muchas de ellas reclamaciones realizadas a los partidos por parte de CERMI Mujeres.


UNA INICIATIVA "MEJORADA"

A pesar del rechazo del resto de enmiendas, las formaciones han apoyado el texto final. Desde el PP, su portavoz María Adelaida Pedrosa, ha reconocido que la ley "sale mejorada" de la Cámara alta, aunque ha pedido al Ejecutivo que "acabe" con los decretos ley que llevan a aprobar las normas "corriendo y con tiempo limitado" para un buen análisis.


También la portavoz de Ciudadanos en materia de Igualdad, Carlota Santiago, ha celebrado el trabajo realizado en el Senado y ha llamado a no dar ningún paso atrás en esta materia. Su homólogo de Más País, Eduardo Fernández Rubiño, ha reconocido que siendo una norma de "medidas urgentes" por la pandemia, no es un texto que pueda abordarlo todo, pero ha llamado a comenzar a revisar la nomenglatura en las normas sobre esta lacra y también ha llamado a abordar la situación con las mujeres trans.


A este último tema también se han referido Junts y ERC. En el primer caso, su portavoz María Teresa Rivero, a llamado a "invitar a la casa de todas las mujeres" al colectivo transexual y ha criticado las declaraciones de Carmen Calvo sobre esta materia. "El feminismo es de todas las mujeres y de todos los hombres", ha declarado. La republicana Elisenda Pérez, por su parte, ha pedido "valentía" al Senado para abrir el debate sobre este tema.


Finalmente, la representante del PNV, María Dolores Etxano, ha hablado de una mejora del texto, especialmente en materia de garantías de recursos y servicios para aquellas víctimas que se enfrentan a una discriminación interseccional.




Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH