Descubren cómo reactivar las "células madre envejecidas" para que produzcan nuevas neuronas

|

A medida que las personas envejecen, sus células madre neurales pierden la capacidad de proliferar y producir nuevas neuronas, lo que lleva a una disminución de la función de la memoria. Investigadores de la Universidad de Zúrich, en Suiza, han descubierto ahora un mecanismo relacionado con el envejecimiento de las células madre y cómo se puede reactivar la producción de neuronas. 


La acumulación de hierro en el cerebro está relacionada con el deterioro cognitivo en pacientes con Alzheimer.


Comparación entre cerebros de personas sanas y de personas con Alzheimer (EP)


El hipocampo es la región del cerebro que juega un papel clave para una serie de procesos de memoria. Con el aumento de la edad, y en los pacientes que padecen la enfermedad de Alzheimer, la capacidad del hipocampo para crear nuevas neuronas disminuye constantemente y, con ella, sus funciones de memoria. El nuevo estudio realizado por el grupo de investigación de Sebastian Jessberger, profesor del Instituto de Investigación del Cerebro de la Universidad de Zúrich, muestra cómo la formación de nuevas neuronas se ve afectada con la edad.


Las estructuras de proteínas en los núcleos de las células madre neurales aseguran que las proteínas dañinas que se acumulan con el tiempo se distribuyan de manera desigual en las dos células hijas durante la división celular. Esto parece ser una parte importante de la capacidad de las células para proliferar durante un tiempo prolongado para mantener el suministro de neuronas. Sin embargo, a medida que avanza la edad, las cantidades de proteínas nucleicas cambian, lo que resulta en una distribución defectuosa de proteínas dañinas entre las dos células hijas. Esto da como resultado una disminución en el número de neuronas recién generadas en el cerebro de ratones más viejos. 


El elemento central en este proceso es una proteína nuclear llamada lamina B1, cuyos niveles disminuyen a medida que las personas envejecen. Cuando los investigadores aumentaron los niveles de lamina B1 en experimentos con ratones envejecidos, la división de las células madre mejoró y aumentó la cantidad de neuronas nuevas. 


"A medida que envejecemos, las células madre de todo el cuerpo pierden gradualmente su capacidad de proliferar. Usando ingeniería genética y tecnología microscópica de vanguardia, pudimos identificar un mecanismo que está asociado con este proceso", señala el candidato a doctorado y primer autor Khadeesh bin Imtiaz. La investigación es parte de varios proyectos en curso que tienen como objetivo reactivar las células madre envejecidas. La capacidad de regenerar el tejido dañado generalmente disminuye con la edad, lo que afecta a casi todos los tipos de células madre del cuerpo. 


"Si bien nuestro estudio se limitó a las células madre del cerebro, es probable que mecanismos similares jueguen un papel clave cuando se trata del proceso de envejecimiento de otras células madre", apunta Sebastian Jessberger. Estos últimos hallazgos son un paso importante hacia la exploración de cambios dependientes de la edad en el comportamiento de las células madre. 


"Ahora sabemos que podemos reactivar las células madre envejecidas en el cerebro. Nuestra esperanza es que estos hallazgos algún día ayuden a aumentar los niveles de neurogénesis, por ejemplo, en personas mayores o que padecen enfermedades degenerativas como el Alzheimer dentro de muchos años", confiesa Jessberger.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH