Atrium Teatre: “Solitud a Strómboli” o la posible influencia de Víctor Català en Rosellini

|

He aquí dos personajes singulares, cada uno en su cultura y en su mundo. Por una parte, la escritora Caterina Albert, más conocida como Víctor Català, que fue autora, entre otros textos narrativos, de “Solitud”, su novela más famosa. Por otra, el cineasta italiano Roberto Rosellini, director, entre muchos filmes, de “Stromboli”. La primera estuvo vinculada a la corriente modernista, de la que fue coetánea, mientras que el segundo es considerado el iniciador del neorrealismo italiano. A ambos les separaba la distancia que hay entre la península ibérica y la itálica, el idioma -catalán e italiano- y la herramienta narrativa -la literatura y el cine-. ¿Hubo, por consiguiente, algún paralelismo o nexo de unión entre ambos?


Teatro   Solitud a Stromboli



Esto es justamente lo que planteó Rosa Delor en su estudio “Roberto Rossellini II: Stromboli y Solitudine de Víctor Català” que publicó en el libro “La metamorfosis del deseo” y en el que lanzó la hipótesis de que el director italiano se habría inspirado en la citada película en la principal obra narrativa de la autora catalana. En base a dicho supuesto, la profesora de la Universidad ilerdense y autora teatral Nuria Casado, ha escrito un texto que podría ser formalmente el de una conferencia, pero que ha sabido convertir, a la vez, en una obra dramática. Se titula “Solitud a Stromboli. Somnis, signes i símbols” que se presenta en el Atrium Teatre con interpretación de Fina Rius y bajo la dirección de Inmma Colomer después de una asendereada peripecia. En efecto, había estado programada en dos ocasiones en el teatro Nacional y en ambas tuvo que posponerse por cupa de las sucesivas olas de la pandemia, aunque ahora en un local diferente y más recoleto.


Subraya Casado que novela y película giran en torno a dos mujeres, Kila y Karin, ambas de vida sentimental insatisfecha. ¿Pudo Rosellini inspirarse en el personaje de Català? Nuria Casado dice que “nunca lo reconoció, pese a que es perceptible el paralelismo entre una y otra, puesto que las dos abandonan a su marido para vivir en libertad. Hay, por consiguiente, una reivindicación de la fortaleza femenina y de la posibilidad que tiene cualquier mujer de superar situaciones difíciles como hacen estas dos de ficción con un discurso en el que se reivindican a sí mismas en su madurez”.


La autora de la dramaturgia ha asumido, por tanto, un doble reto: el de dar forma teatral a lo que aparentemente es una conferencia y el de imbricar ésta en una serie de circunstancias colaterales que hacen que el conferenciante se transforme, a su vez, en protagonista y reabra heridas del pasado desde la mirada del presente. El resultado es un género híbrido que bascula entre su dimensión académica y otra artística. Toda una experiencia ciertamente singular que, como dice Colomer “invita a reflexionar sobre el concepto de autoría y el mismo hecho creativo y, sobre todo, sobre qué es lo que sale a la luz y lo que permanece en la sombra en el complejo relato de la historia”.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH