El día en que Ciudadanos y PP hicieron explotar la derecha

|

El cisma en la derecha, o en el centro-derecha, ha llegado. Este miércoles a primera hora se ha publicado una noticia que ha sacudido todos los medios: Ciudadanos ha cerrado un pacto con el PSOE para echar al PP de López Miras de la presidencia de la Región de Murcia. "Llevamos meses intentando que el PP de la Región de Murcia cumpla el acuerdo para combatir la corrupción y el escándalo de las vacunaciones irregulares. Ha sido imposible. Abriremos una nueva etapa de regeneración liderada por las políticas de Ciudadanos", ha escrito Arrimadas en su cuenta de Twitter para justificar esta decisión. 


En el tuit también ha recordado que la presidencia de Murcia será para ellos, concretamente para Ana Martínez Vidal. Será la primera vez que Ciudadanos llegue a la presidencia de una comunidad autónoma desde su creación en 2006.  


El movimiento de Ciudadanos hacía pensar que la relación entre este partido y el PP nunca más volvería a ser igual, pero el cisma definitivo llegó pocas horas después: Ignacio Aguado, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, apareció ante los medios para comunicar que Isabel Díaz Ayuso había decidido, unilateralmente, convocar elecciones anticipadas en la Comunidad. La presidenta sabe que las encuestas le sonríen y llevaba tiempo intentando forzar la palanca para ver si podía quitarse de encima a Ciudadanos. La ruptura en Murcia ha sido la excusa perfecta para Ayuso. 


EuropaPress 3568517 presidenta comunidad madrid isabel diaz ayuso vicepresidente portavoz

Isabel Ayuso con Ignacio Aguado (EP)


La presidenta, compareció pocas horas después del anuncio en una rueda de prensa donde, abatida, le pedía perdón a los madrileños por no haber podido aguantar un Gobierno que les de estabilidad. Aseguró que se estaba adelantando a una probable moción de censura en Madrid, por lo no quedaba otra opción: "No me puedo permitir que Madrid se pare ahora. No puedo consentir que todo lo peleado por los madrileños en estos meses se derrumbe. No puedo aceptar que suban los impuestos, que entren a adoctrinar en los colegios, que cierren los comercios y la hostelería o que destruyan el tejido empresarial de Madrid. O que ahora nos impongan cómo pensar o cómo vivir. El daño que se provoca a España no lo quiero también aquí", afirmó Ayuso. Tirando de su habitual tono catastrofista, instó a los madrileños a escoger "entre el socialismo y la libertad" en las próximas elecciones del 4 de mayo. 


Ciudadanos ha calificado esta decisión de "irresponsable" y "temeraria". Además, afirman que no se habían planteado, en ningún momento, una moción de censura en Madrid. A pesar de eso, Ayuso no se fía, y ha cesado a todos los consejeros de Ciudadanos que había en el Gobierno. Incluyendo a su vicepresidente, Ignacio Aguado


Sin embargo, no está del todo claro que la jugada de Ayuso vaya a ser redonda. Más Madrid y PSOE han presentado dos mociones de censura contra la presidenta y, con el apoyo de Ciudadanos, han sido aceptadas en la Asamblea de Madrid. El problema de Ayuso es que un presidente sometido a una moción de censura no puede convocar elecciones, por lo que las elecciones podrían quedar paralizadas. Pero las mociones también tienen un problema: han sido aceptadas después que Ayuso firmara el decreto de elecciones y, por tanto, disolviera el Parlamento. Esta encrucijada se acabará resolviendo, probablemente, en los tribunales. 


UNIDAD EN ANDALUCÍA Y CASTILLA Y LEÓN 


La ruptura del PP y Ciudadanos en Murcia, y después en Madrid, parecía que iba a provocar un "efecto dominó" que hiciese caer también las coaliciones de Andalucía y Castilla y León. Sin embargo, parece que de momento no será así. Ciudadanos, igual que en el caso de Madrid, no tiene interés en romper estos gobiernos. Mañueco y Moreno tampoco están por la labor. 


Según Juan Manuel Moreno, el presidente de Andalucía, "lo más razonable es que todos estemos centrados en lo urgente: superar la pandemia, apoyar a los sectores afectados y avanzar en la recuperación". "Es lo que esperan los ciudadanos", ha asegurado en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter. Susana Díaz, la líder del PSOE en Andalucía, ha descartado presentar una moción de censura. Pero no por falta de ganas, sino porque la suma de Ciudadanos y el PSOE en Andalucía no da para gobernar. 


Sin embargo, donde si suma una posible coalición entre el PSOE y Ciudadanos es en Castilla y León y por ello el PSOE, aprovechando las aguas revueltas, ha presentado una moción de censura contra el Gobierno de Mañueco. Pero las expectativas de los socialistas se han fumado rápido: los portavoes de los dos partidos de Gobierno, PP y Cs, han comparecido para mostrar unidad y descartar completamente una convocatoria de elecciones. David Castaño, de Cs, ha dicho que no sería comprensible un adelanto de elecciones mientras que el 'popular' Raúl de la Hoz, ha recordado que es potestad de Mañueco y que a él no le ha transmitido nada al respecto. 


VOX APROVECHA LA SITUACIÓN Y PIDE ELECCIONES


Vox ha aprovechado el cisma en el centro-derecha para llevar a los votantes hacia su lado. Considera necesaria la convocatoria de elecciones autonómicas en la Comunidad de Madrid, Andalucía y Castilla y León para "frenar" el "asalto" de la izquierda a las instituciones tras el anuncio de PSOE y Ciudadanos de presentar una moción de censura en la Región y el Ayuntamiento de Murcia.


El partido liderado por Santiago Abascal ha cargado contra Ciudadanos por sumarse a los socialistas para desbancar el Ejecutivo autonómico de Fernando López Miras en Murcia y también critica que el PP "haya sido incapaz" de frenar el avance "de la izquierda más radical".  "Ha empezado una carrera por ver quién pacta más con el PSOE de la ruina", ha denunciado en su cuenta de Twitter Santiago Abascal, que cree que este movimiento se hace "a costa de traicionar al electorado".


Un terremoto ha sacudido a la derecha española: Ciudadanos, que un día abandonó el centro y se escoró a la derecha, va a conseguir su primera presidencia aupado por los socialistas.  Ayuso ha aprovechado la situación para ir a elecciones y conseguir gobernar Madrid sin una coalición -- ¿O tal vez necesitará el apoyo de Vox? ---. Y además, ¿conseguirán aguantar los ejecutivos de Castilla y León y Andalucia mientras los partidos que los soportan están devorándose en otras comunidades?  ¿La lucha entre el PP y Ciudadanos acabará aupando a Vox? La lucha por el trono ha empezado. 


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH