Trabajo quiere crear una única prestación por desempleo

|

Archivo - Oficina, ordenadores, trabajo, trabajando, empleo, desempleo, paro, trabajador

@EP


El Ministerio de Trabajo y Economía Social pretende mejorar la situación de los desempleados.

Por esa razón quiere crear una nueva prestación que entrará en vigor a partir de 2022, que tendrá una cuantía del 80% del Iprem (451,90 euros al mes, según el iprem de 2021) y que integrará todas las que hay actualmente.


Esta reforma quiere sustituir el nivel asistencial de protección por desempleo, tal y como se se señala en el Plan de Transformación, Recuperación y Resiliencia. Para ello deberían integrar en el subsidio ordinario por agotamiento las modalidades extraordinarias que se han ido creando a lo largo del tiempo.


A su vez, en el texto se detalla que esta integración se hará de forma coordinada con el desarrollo del Ingreso Mínimo Vital (IMV), que incluye el aumento de sus beneficiarios y el desarrollo de los itinerarios de inclusión.


Así pues, este nuevo subsidio será una prestación por desempleo complementaria del nivel contributivo, que estará vinculada a cotizaciones anteriores y financiada con cargo al presupuesto de las prestaciones por desempleo y cuya gestión estará atribuida al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y al Instituto Social de la Marina (ISM).


Sin embargo no podrá acceder cualquier persona a esta prestación. Todo el que quiera solicitarla deberá acreditar que no posee rentas individuales. Además, en determinados casos, se exigirá también la acreditación de carencias de responsabilidades familiares y el compromiso y cumplimiento de un itinerario personalizado de empleo ante el servicio público de empleo competente.


En cuanto a la duración del subsidio variará según el implicado. Se tendrán en cuenta las circunstancias familiares del solicitante, además de su edad y el tiempo en el que ha cobrado la prestación ya agotada.


Según se señala en el Plan, la finalidad que persigue esta medida es la de ampliar la protección por desempleo, mejorando la cobertura al ampliar la duración de los subsidios y eliminar lagunas de desprotección de los programas actuales, pero también simplificar el funcionamiento del sistema, reduciendo el número de figuras para dar más claridad, seguridad jurídica y facilitar la gestión.


LA PRESTACIÓN, UNA TRANSICIÓN


Por otra parte, la idea que se desarrolla en el texto habla de vincular esta protección con el compromiso de seguimiento y realización de un itinerario personalizado de empleo. Además, quiere permitir que la prestación sirva de transición hacia la protección social cuando la persona que la reciba no se vuelva al mercado laboral.


Dicho esto, las personas a las que se dirige esta nueva prestación son aquellas que ya han agotado la prestación contributiva pero siguen sin trabajo. También aquellas que no tengan el suficiente tiempo cotizado como para cobrar el subsidio.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH