El limbo sanitario de los afectados por las secuelas del Covid

Carmen P. Flores

Cada día la gente está pendiente de la información que le llega, por varios medios, sobre el covid, sus variantes, tratamientos y defunciones. Es normal, las personas no quieren morirse. Pero mientras el foco está puesto ahora en los ciudadanos/as que van a recibirlas, se está dejando de lado otras patologías: operaciones quirúrgicas, visitas a los especialistas y distintas pruebas están haciendo que las listas de espera sean cada vez más largas para desesperación de los afectados.


Amén de las patologías de siempre, las secuelas que deja el Covid en aquellas personas que han tenido la desgracia de haberlo sufrido son importantes, y en otros no. El problema con los más afectados son los cuidados y tratamientos. Ahí hay un gran vacío de atención: Los médicos afirman que no saben cómo tratar el conjunto de enfermedades que les han quedado. Sólo los gravísimos son atendidos en esas unidades, pocas, por cierto, que ha creado la Conselleria de Salud de la Generalitat de Catalunya. El resto se han quedado en el limbo sanitario.


Coronavirus

Coronavirus @ep


En esta situación conocemos varios casos -- son muchos más de los que cuentan-- que ilustran lo que está ocurriendo. Con estos enfermos que sufren cansancio, dolores de cabeza, dificultad para respirar --mucha, hasta faltarle el aire-- dolores abdominales y unos cuantos síntomas más, el médico de cabecera los remite a sus colegas de medicina interna de los hospitales. Empiezan las pruebas, tres o cuatro. Cada una de ellas tarda como mínimo tres meses. Cuando llegan las últimas, les dicen a los afectados que no saben el origen de estos síntomas y no aciertan con los tratamientos. Les indican que deben hacerse una resonancia, La solicitan y en reprogramación les dan la cita para dentro de tres meses y se quedan tan tranquilos. No importan que protesten: ”Esto es lo que hay”, les responden a los que sufren en carne propia esos efectos. Mientras, los afectados siguen con los mismos dolores, sin fuerza, sin poder respirar y, sobre todo, sin poder ser tratados. Un panorama digno de un gobierno incompetente que lucha por repartirse los cargos, pedir la independencia, y que les importa un bledo las personas como se está comprobando.


Pero el despropósito no termina ahí, Si un ciudadano/a va un día laborable a urgencias, --en este caso ocurrió en el hospital de Mar-- porque tiene varios síntomas de la herencia covid y se encuentra fatal, le recomiendan que tiene que hacerse una resonancia, pero que no se la pueden hacer por como están las urgencias. A la vez le dicen que es importante que se la haga, y que si tiene una mutua que acudan a ella porque se la harán más rápido. En la sanidad pública con esto del covid tardarán mucho más. Le aconsejan que vayan al día siguiente porque no son buenas las señales que tienen. Ante esta situación grave de cómo está la sanidad, o la gente contrata un seguro privado, o la dejan morir porque está todo colapsado. Es decir, las personas con pocos o ningún recurso son los que tienen todos los números para morirse, por el hecho de ser pobre.


En este punto, me viene a la memoria una frase de Confucio: “Si un pájaro te dice loco, debes estarlo, los pájaros no hablan”. Así se sienten las personas que están viviendo este calvario, igual que sucedió en la primera ola, donde mucha gente sufrió en carne propia el covid sin ser diagnosticados y, sin ser atendidos por sus médicos --el 112 que tomaban nota hasta 12 veces, y nunca devolvieron las llamadas... Ahora se está en la primera ola de los afectados por las secuelas covid y la situación es la misma: no se les atiende, no hay unidades específicas y los profesionales se ven desbordados.. Y los enfermos más ante un problema de salud que les afecta gravemente para llevar una vida laboral y social lo más normal posible. ¿Se han enterado los gobernantes de este país de lo que está ocurriendo o siguen con el mercadeo de cargos políticos y de cargos de confianza? ¿Pero no son primero las personas? Está claro que no.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.



Más autores

Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH