domingo, 28 de noviembre de 2021

ALAS Coruña denuncia el "componente homófobo" en el caso de Samuel, asesinado al grito de "Maricón, te vamos a matar"

|

A pocas horas de que se celebren manifestaciones en distintos puntos de la comunidad y de España para pedir justicia por Samuel, Galiciapress charla con Ana García Fernández, presidenta de la plataforma por los derechos del colectivo LGTBI ALAS A Coruña. 


El entorno cercano de Samuel trasladó a la plataforma que los agresores sí realizaron "gritos homófobos" contra la víctima durante la paliza que acabó con su vida, aunque de momento la investigación está bajo secreto de sumario y sitúan a un teléfono móvil como el elemento central de la reyerta. 


Desde ALAS denuncian que España se está convirtiendo "como Hungría o Estados Unidos" en un lugar en el que calan estos discursos populistas y de odio contra el colectivo LGTBI. Inciden en la necesidad de educar en igualdad y de impulsar más leyes que concedan derechos a la comunidad que aún hoy no se ve "como ciudadanos de primera". 


Orgullo fiesta

Fiesta del Orgullo en Madrid | @EP


El sábado por la mañana A Coruña amanecía consternada por el brutal asesinato ocurrido cerca del Hotel Riazor, donde un grupo de jóvenes acabaron con la vida de Samuel Luiz Muñiz. A última hora de ayer las autoridades confirmaron más de una docena de toma de declaraciones, sin detenciones según la Delegación de Gobierno, y que al menos siete personas estaban implicadas de forma directa con el asesinato de Samuel.


No obstante, el caso sigue bajo secreto de sumario, y si bien parece que hay un buen número de pruebas para esclarecer los hechos -a los testigos presenciales hay que añadir las filmaciones de algunas cámaras cercanas al lugar del suceso-, de momento las autoridades en su conjunto se resisten a tipificarlo como un delito de odio.


La sociedad ya ha salido al paso y plataformas, políticos y personalidades del mundo de la cultura ya han condenado los hechos. En muchos casos, no han dudado en catalogarlo como una agresión LGTBIfóbica. La ministra Irene Montero, la líder de Ciudadanos Inés Arrimadas, el líder de Más País Iñigo Errejón o la vicepresidenta Teresa Ribera han emitido sendos mensajes pidiendo justicia para Samuel y destacando el componente homófobo de este caso.



Tampoco dudan desde la Asociación pola Liberdade Afectiva e Sexual de A Coruña (ALAS Coruña) en catalogarlo como un crimen de odio, otro más en un año trágico en este sentido. “No tenemos información oficial”, aclara en primer lugar Ana García Fernández, presidenta de la plataforma, que incide en el hecho de que se mantiene la investigación bajo secreto de sumario. No obstante, los allegados de Samuel sí transmitieron en reiteradas ocasiones “que sí hubo gritos homófobos”.


Será la Justicia la que lo diga, pero creemos que lo que motivó la pelea no fue puramente un hecho homófobo, pero en el momento en el que comienzan a gritar 'Maricón, te vamos a matar' sí pasa a tener un componente homófobo”, explica García. Por ahora lo que sí ha trascendido es que la discusión comenzó por un malentendido en torno a un teléfono móvil en el que Samuel, en compañía de un grupo de amigas, intentó mediar. La discusión fue a más hasta que estallar en la brutal paliza que arrebató la vida al joven de 24 años.


#JUSTICIAPARASAMUEL: EL DOBLE FILO DE LAS REDES SOCIALES


Fueron las redes sociales las primeras en dar la voz de alarma y subrayar que a Samuel lo asesinaron por su orientación sexual. El mensaje comenzó a circular pocas horas después de los hechos y pronto se originó una oleada de indignación que convirtió el hashtag #JusticiaParaSamuel en una tendencia a nivel nacional.


Las mismas redes sociales que se llenaron de mensajes de condena y condolencias son las que también ayudan en muchas ocasiones a propagar el discurso de odio que podría esconderse en este caso. Por eso, voces dentro del colectivo hacen un llamamiento a la prudencia en un momento tan sensible, sobre todo cuando muchos esperan un desliz para deslegitimar la lucha de los derechos LGTBI.


El movimiento feminista y el LGTBI somos los movimientos sociales más denostados en la historia de la humanidad”, lamenta García. “Los discursos de odio campan a sus anchas, auspiciados por ciertos partidos de ultraderecha con representación en las instituciones. Es un peligro al que tenemos que estar todos y todas muy atentas, porque no puede ser que se puedan lanzar discursos de odio, machistas, racistas... con total impunidad desde las instituciones”, critica la presidenta de la plataforma.


A renglón seguido, indica que las RRSS son “la herramienta del S.XXI que sustituye a las conversaciones de pueblo”, pero con una característica “viralizadora”. “En el colectivo tenemos que estar siempre pendiente de todo lo que ocurre, porque como se está viendo la igualdad no está conseguida y no somos ciudadanos de primera como el resto”, remarca, a la vez que lleva el foco a la importancia de aprobar leyes como la tan debatida estos días Ley Trans.


Algunas voces, incluso, pedían el sábado que se paralizasen los festejos programados en Madrid y otros puntos con motivo del Orgullo. Desde ALAS dicen desconocer esta petición y manifiestan que es “muy difícil” tomar una decisión así con tan poco margen en una celebración de estas dimensiones. “Parte del Orgullo también es la gente que baja a la calle a celebrarlo, y eso no se puede desconvocar. Si hubiese más tiempo tal vez algunas cosas se podrían haber hecho distintas, pero no lo podemos saber”, insiste. En ese sentido, mismamente en A Coruña contaron con margen de maniobra, aunque sí desde ALAS leyeron un pequeño comunicado por lo ocurrido a Samuel durante el Atlantic Pride.


¿UN AUMENTO DE LOS CRÍMENES DE ODIO?


Determine lo que determine la Justicia, al margen del asesinato de Samuel, en los últimos tiempos parecen haberse reproducido esta clase de crímenes. Sin ir más lejos, la semana pasada en A Coruña un matrimono homosexual fue agredido en pleno centro de la ciudad herculina y una familia en Boiro denunció pintadas en su casa por colgar la bandera arcoíris. Este mismo fin de semana también se reportó la denuncia de una mujer trans que afirma haber sido agredida en Santiago de Compostela.


El Observatorio Coruñés contra a LGTBIfobia, al que está estrechamente vinculado ALAS, es un servicio que registra estos incidentes y prestan apoyo a las víctimas, además de contar con una clara vocación pedagógica al dar charlas y talleres en centros educativos. Los datos recabados no permiten hablar de “un aumento de crímenes”, pero sí de “un aumento de denuncias”, ya que cada vez esta clase de proyectos están animando a denunciar muchos casos que antes quedaban en la sombra.



Para García, si bien en su momento España fue uno de los primeros países en aprobar la unión de personas homosexuales y siguen proyectando una imagen de tolerancia a nivel internacional, está claro que se está viviendo “una escalada de odio y de impunidad de la gente que realiza estos crímenes”. Cuestionada por esta involución, puntualiza que considera que en su conjunto la sociedad es “abierta, diversa y respetuosa con la diversidad”, pero que “la caverna” y “los discursos del odio” siempre existieron, ahora alentados por el discurso de partidos políticos “abiertamente machistas, homófobos y racistas” que lanzan sus proclamas desde muchas instituciones.


Desde ALAS señalan que el camino a seguir es claro: “Educar en valores y respeto, reivindicar, sacar leyes en España y en Galicia que realmente sean efectivas”. “La violencia no aparece por combustión expontanea, sino que necesita de una pedagogía, de herramientas. Y España, como Hungría o Estados Unidos, es un caldo de cultivo para discursos violentos y populistas”, lamenta, al tiempo que piden “reflexión” sobre la educación que se imparte a los más jóvenes y que no impide que se corten de raíz esta clase de conductas, como son los crímenes de odio o la violencia machista.


MOVILIZACIONES EN GALICIA Y RESTO DE ESPAÑA


Al margen de las administraciones, quién sí ha estado a la altura de los hechos ha sido la ciudadanía, que con su movilización ha conseguido que este lunes se celebren en Galicia y en otros puntos de España concentraciones para condenar el asesinato de Samuel y denunciar la persecución que aún hoy sufre el colectivo LGTBI.


En Barcelona, la concentración se llevará a cabo este lunes día 5 de julio a las 20:00h en la Superilla Comte Borrell con el Parlament.


Asesinato Samuel Twitter

Covocatoria en Barcelona| Foto: Twitter Plataforma LGTBIcat


“Nos duele cuando celebramos cursos y nos acusan de adoctrinar a la infancia. Esto no va de doctrinas. Va de derechos humanos. Hablamos de derechos humanos y de formar a los más jóvenes en el respeto a esos derechos”, dice García. “Independientemente de lo que concluya la investigación, está claro que a Samuel lo mataron con una violencia sin igual. Es un asesinato terrible y no podemos permitir que ocurra en nuestra sociedad”, rematan desde ALAS

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH