domingo, 28 de noviembre de 2021

Descubre las siete razones científicas por las que la temperatura de la Tierra sigue subiendo

|

Archivo - Cambio climático

@EP


El mundo cambia cada día. La realidad es que la tecnología, la industria, las personas o el cambio climático son factores que afectan de alguna u otra manera a que el planeta cambie. Unas modificaciones que hacen que la humanidad se tenga que enfrentar a una amenaza muy grande y que afectará también a la manera en qué viven. 


Durante el último siglo, la comunidad científica ha querido monitorizar el calentamiento global para poder saber qué lo produce y las causas que esté podría tener en el día a día de las personas que viven en La Tierra. Un reto muy grande que ha conseguido que los científicos tengan razones para pensar que es un tema muy grave. 


No obstante, las investigaciones quiere ir más allá y mostrar los riesgos a los dirigentes y a las personas que toman las decisiones. Personas y gobiernos que puedan tomar acciones a escala global que ayuden a frenar el aumento de la temperatura en la Tierra. 


Una de las razones que hay que entender es que el aumento de la temperatura de la Tierra se da porque algunos gases se acumulan directamente en la atmósfera. Esto quiere decir que contra mayor sea la concentración de estos gases, el aumento de la temperatura irá estrechamente ligado. Es lo que se conoce como efecto invernadero. Por ello, los científicos han querido marcar siete factores como claves. 


1. AUMENTO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL


Tener un aumento de la población mundial es una de las causas que está provocando que aumente la temperatura de la Tierra. Actualmente hay más de 7 mil millones de personas y se desata un problema en cadena. Contra más gente hay, más consumo existe y, por tanto, más producción de bienes y servicios son necesarios para poder mantener el hábito de vida de las personas. Todo esto acaba produciendo que se incrementen los gases que se acumulan en la atmósfera. 


En este sentido, las Naciones Unidas también ha querido aportar su granito de arena dando los datos concretos sobre la población mundial. Desde 1950 la población ha ido creciendo sin parar. En los años 50 habían 2.600 millones de personas; en 1987 los datos se doblaron hasta los 5 mil millones; en 1999 ya eran 6 mil millones de habitantes y en 2011 se llegó hasta los 7 mil millones. Una tendencia que de seguir avanzando podría alcanzar un máximo de 11 mil millones de personas en 2100, según los datos de Naciones Unidas.


2. CAMBIO EN LA DIETA


Las dietas son otro de los factores importantes. Pese al cambio en la alimentación de la gente, el problema no radica tanto en esto, sino en el ganado. Liberan grandes cantidades de metano que realmente es un gas de efecto invernadero muy potente, incluso más que el dióxido de carbono. 


3. EXPANSIÓN DE LA FRONTERA AGROPECUARIA


El problema de esta expansión va muy ligado con el de la ganadería. Hay que alimentar a los animales y eso hace que se necesite una mayor producción agrícola. Para producir un kilo de carne es necesario que haya muchos kilos de alimentos. 


Por ello, es una producción muy ineficiente. Se necesitan muchos recursos para producir algo que tienen menos nutrientes de los que realmente podría aportar el uso de esos mismos para producir alimentos para consumo humano. 


4. PÉRDIDA DE SUMIDEROS DE CARBONO


La demanda de alimentos está haciendo que las áreas de ecosistemas naturales que se utilizan para la agroindustria sean más grandes. De hecho, la revista Nature publicó un artículo donde se veía que no solo afecta a la biodiversidad local, sino que también estas zonas podían incorporar dióxido de carbono del aire, mientra que ahora lo están emitiendo. 


5. DISMINUCIÓN DE LOS HIELOS


Las zonas de glaciares continentales o de los casquetes polares están registrando una disminución de su área y eso está afectando de manera directa a la cantidad de energía que absorbe la Tierra. Desde la Unión Europea de Geociencias ya afirmaron que el cambio climático global reside en la pérdida del hielo marino del Ártico. 


6. SUBSIDIOS A LOS COMBUSTIBLES FÓSILES


La realidad actual indica que la quema de los combustibles fósiles se lleva mucho dinero y esto lo que hace es aumentar la temperatura media del planeta. Si en vez de enviar los fondos hasta esta quema de combustible fósil se enviara a las energías renovables (eólica o solar, por ejemplo), reduciría su efecto. 


7. RETROCESO DEL PERMAFROST



El último de los siete problemas clave que han encontrado los científicos es lo que se encuentra debajo del suelo en algunas regiones. Por ejemplo, en Siberia, debajo de las capas de hielo hay depósitos de metano que se liberan y acaban contribuyendo al efecto invernadero. 


Estos son siete claves. La realidad indica que hay muchas más razones que están afectando de manera directa al aumento de la temperatura y tal como indican los científicos es necesario actuar para evitar que el problema sea aún mayor.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH