El escritor argentino Ricardo Piglia consigue la financiación total del tratamiento contra la ELA tras una gran controversia

|

Ricardo Piglia


CatalunyaPress.- Ricado Piglia sufre de esclerosis lateral amiotrófica (ELA) desde hace tres años. Para contrarestar la parálisis muscular progresiva necesita una nueva medicación llamada GM604. A pesar de que ya se conocía que el escritor argentino sufría dicha enfermedad, desde hace unos días, el asunto generó una gran controversia cuando el propio Piglia denunció la interrupción de su tratamiento. Días más tarde, ha conseguido que su empresa de sanidad privada Medicus le financie la medicación. 

 

El día 15 de octubre de 2015, Beba, la mujer de Piglia, se decidió y, tras un gigantesco periplo burocrático, presentó un recurso de amparo ante el Juzgado Nacional en lo civil y Comercial Federal Nº8 para que Medicus, empresa a la que Piglia está afiliado desde hace una década, pagara el tratamiento que hasta ahora se había negado a pagar -GM604- y que ayudaría al escritor a mejorar asombrosamente. Hasta el momento habían sigo Beba y Piglia quien, con dinero propio y la ayuda de amigos, habían estado costeando una medicación que supera los 95.000 dólares (88.500 euros) por dosis. 


Unos días más tarde, en concreto el día 9 de noviembre, el juez Iván E. Garbarino falló a favor de Piglia y su mujer y ordenó a Medicus otorgar la cobertura del cien por cien de la medicación y les dio un plazo de dos días para hacerlo. Pero, hasta estos días, la empresa no ha cumplido con la sentencia escudándose en que se trata de un medicamento en fase de experimentación que no cuenta con la aprobación del Anmat (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica, el organismo que se ocupa de autorizar los medicamentos y alimentos para el consumo humano en Argentina). 


Las redes sociales se revolucionaron cuando el 4 de enero su amigo Roberto Jacoby, artista y sociólogo, lanzó una denuncia pública contra Medicus a tráves de la plataforma Change.org. En pocas horas, la petición reunió más de 84.000 firmas y tomó una gran relevancia pública. Tanta, que la empresa difundió a través de la consultora Alurralde-Jasper, un comunicado en el que decía que “Medicus quiere aclarar que ha brindado su apoyo y desde siempre provee y cumple con todas las particularidades que el tratamiento requiere. La medicación en cuestión se encuentra en fase experimental en Estado Unidos y no está disponible a la venta en Argentina. (...) tampoco existe en nuestro país un mecanismo de importación y compra verificado de acuerdo a estándares nacionales. Medicus ratifica su total disposición y voluntad para cumplir lo que el paciente ha solicitado, considerando las posibilidades técnicas, científicas y las normativas de salud vigentes de nuestro país". 


Finalmente, esta campaña ha tenido una respuesta positiva y tal y como informa La Nación ya que Medicus pagará íntegramente el precio del tratamiento. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH