sábado, 21 de septiembre de 2019

Mediapro y Jaume Roures acusan a Sandro Rosell de revelación de secreto empresarial

|

Sandro Rosell


Jaume Roures y Mediapro han presentado una querella contra el expresidente del FC Barcelona, Sandro Rosell, por un presunto delito continuado de revelación de secreto empresarial, contra la intimidad del propio Roures y continuado de hurto agravado. 

 

Los hechos denunciados se produjeron supuestamente entre 2009 y octubre de 2011 -cuando tuvieron conocimiento-, y la querella se amplía a Joan Carles Raventós, Robert Cama y contra el FC Barcelona -al que ha calificado de víctima y coautor-, Bonus Sport Marketing -fundada por Rosell- y Socktel Servicios Informáticos.


En rueda de prensa este viernes en Barcelona, Roures ha calificado de "actitud miserable" y falta de respeto este espionaje, y ha explicado que lo han denunciado ahora una vez se ha acabado la 'guerra del fútbol' y la negociación de los derechos del fútbol.


Según Mediapro, Cama, responsable de IT de Mediapro hasta octubre de 2011 -cuando fue despedido- estuvo accediendo "de forma deliberada y sistemática" a los correos electrónicos recibidos y enviados por Roures, remitiendolos a Raventós y Rosell.


La productora sostiene que esta actividad se mantuvo tras la elección de Rosell y la designación de Raventós como responsable de las secciones deportivas, y que Cama fue retribuido primero a través de Bonus Sport Marketing y luego directamente a través del FC Barcelona cuando Rosell alcanzó la presidencia.


Roures ha explicado que entre los supuestos correos espiados hay de negociaciones con entidades financieras, negociaciones de derechos audiovisuales e intercambios de mails con Pep Guardiola, Joan Laporta, representante de jugadores, entre otros.


El dirigente de Mediapro ha afirmado que no se trata de "una cosa inocente y casual", y ha criticado que Rosell se haya presentado como una víctima de espionaje cuando él espiaba.


Roures ha afirmado que ya en octubre de 2011 le pidió explicaciones a Rosell, y éste le respondió que hacía "delete, delete" a lo que le llegaba a su correo.


Ha animado al FC Barcelona a presentarse en la querella, así como a otras víctimas del supuesto espionaje.


La defensa de Mediapro la lleva un bufete de Madrid, y la querella, que se presentó este jueves, tendrá que seguir ahora su trámite.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH