domingo, 25 de agosto de 2019

Unir los tranvías por la Diagonal costaría 175 millones de euros en 30 años

|



175 millones de euros en 30 años. Es el precio que costaría la unión de las dos líneas del tranvía de Barcelona, el Trambaix y el Trambesòs, por la superficie de la avenida Diagonal. Este captaría a 222.000 viajeros diarios, a la vez que permitiría que dejaran de circular 12.500 vehículos cada día, puesto que los usuarios apostarían más por el transporte público.


Esta es la alternativa mejor valorada por los estudios elaborados por los equipos técnicos del Ayuntamiento de Barcelona, en los que han participado 50 profesionales y que han presentado este miércoles en rueda de prensa la teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz, y la concejal de Movilidad, Mercedes Vidal.


Las otras alternativas contempladas en los estudios son la unión de las dos líneas del tranvía por la Diagonal, pero de forma soterrada --con un coste de 475 millones y 236.000 viajeros--, la unión por las calles Urgell y Provença --210 millones y 189.000 usuarios--, y a través de autobuses eléctricos entre Zona Universitària y Glòries --20 millones y 49.000 viajeros--.


Siguiendo con la unión de las dos líneas de tranvía por la Diagonal en superficie, este proyecto alcanzaría 118.000 nuevos usuarios, de los que 82.000 procederían de otras opciones de transporte público, 15.000 del vehículo privado, 9.000 usuarios que anteriormente iban a pie y 12.000 que hasta ahora no hacían este recorrido --la opción del túnel por la Diagonal es la que atraería un mayor número de nuevos usuarios, 132.000--.


La alternativa de la Diagonal en superficie supone un ahorro de tiempo para los viajeros de 2,5 minutos diarios, 205.000 minutos en total, así como una caída de la congestión en la capital catalana de un 0,4%, un porcentaje que suma la reducción de vehículos privados y modificaciones viarias; el túnel por la Diagonal permitiría una caída de la congestión del 1,8%, por la calle Provença aumentaría un 0,2%, y con el autobús eléctrico repuntaría un 0,5%.


En cuanto a costes medioambientales, la conexión en superficie por la Diagonal supondría una disminución de 2.300 toneladas de dióxido de carbono, frente a las 4.100 que se reducirían con la opción del túnel, 560 por Provença y 2.000 con el autobús eléctrico.


11% DE RETORNO DE INVERSIÓN


En definitiva, el Gobierno municipal de Ada Colau ha defendido la alternativa de la unión de las dos líneas del tranvía por la superficie de la avenida Diagonal como la "más coherente" con el Plan Director de Infraestructuras 2011-2020, el Plan de Movilidad Urbana 2013-2018 y el despliegue de la nueva red de bus.


Además, supone un retorno de la inversión del 11%, muy por encima de las otras opciones: 1% con el túnel, por la Diagonal, -6% por Provença y -3% con la línea de autobús.


Sanz ha indicado que esta unión contemplará la supresión de dos carriles de la avenida y que las obras, si el proyecto alcanza consenso municipal, podrían comenzar en 2017, si bien no ha precisado el plazo de los trabajos a falta del plan constructivo.


CONCESIÓN


Preguntada por el rescate de la concesión a la empresa Tram, Sanz ha sostenido que la gestión de la red se tendrá que valorar en la Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM), si bien ha incidido en que desde el Ejecutivo municipal "siempre se ha defendido una mayor participación pública en el modelo de gestión" del tranvía.


Actualmente, el Trambaix y el Trambesòs transportan conjuntamente un total de 91.000 viajeros diarios, sumando una extensión de 29 kilómetros y 56 estaciones, y el servicio presenta incrementos anuales superiores al 3%, pasando de 13 millones de usuarios en 2005 a 25,4 millones en 2015.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH