miércoles, 26 de febrero de 2020

SCC considera el manifiesto del Grup Koiné una "gravísima anomalía democrática"

|



La asociación Societat Civil Catalana (SCC) ha considerado este viernes que el manifiesto promovido por el Grup Koiné (Lengua y República) a favor del catalán como única lengua oficial en una hipotética Catalunya independiente constituye una "gravísima anomalía democrática".


En opinión de SCC, el texto hilvana "una serie larguísima de despropósitos que insisten en los lugares comunes del nacionalismo y del supremacismo más rancio que tanto daño han causado a las libertades y a la convivencia en Europa".


Por eso, la asociación ha hecho el siguiente manifiesto:


1) El lenguaje del manifiesto desconoce la realidad social que es de composición bilingüe en el conjunto de Catalunya y trilingüe en el Valle de Arán, al tiempo que se arroga, en la línea habitual de los secesionistas, la representación del pueblo catalán, vinculándolo exclusivamente a la lengua catalana. Especialmente preocupante es el hecho de que los firmantes del manifiesto-esperpento dividan en pleno siglo XXI a la sociedad catalana entre colonizadores y autóctonos, olvidando que la Catalunya actual es herencia compleja de muchas generaciones anteriores de hablas y orígenes distintos.


2) Referirse al castellano como “lengua de dominación” y “lengua de la inmigración” es ofensivo para los millones de catalanes, tanto de origen como de adopcion, que tienen como materna a esta lengua y con la que se identifican sentimental y culturalmente. En esta materia, Societat Civil Catalana considera muy ofensivo calificar como “instrumento involuntario de colonización lingüística” la llegada en los años sesenta y setenta de miles de personas a Catalunya. Es un insulto a la inteligencia tratar de vincular, como hace el manifiesto, esta llegada con el colaboracionismo franquista. La memoria y el esfuerzo de los catalanes procedentes de otras partes de España merecen reconocimiento de las instituciones y no su demonización.


3) Con la misma técnica culpabilizadora, los firmantes del manifiesto afirman sin rubor que “el régimen constitucional de 1978 ha afianzado la continuidad de la imposición político-jurídica del castellano en Catalunya”, obviando que la Constitución y el actual Estatuto de Autonomía de Catalunya reconocen la oficialidad de las lenguas castellana y catalana. Precisamente, ese marco jurídico es el que debiera permitir el bilingüismo institucional y el reconocimiento de derechos lingüísticos a los ciudadanos, sean catalanohablantes o castellanohablantes. Pero, además, resulta miope calificar como “lengua de dominación” a la lengua castellana cuando, en la práctica, no es lengua vehicular de enseñanza en la mayoría de los centros docentes catalanes, gracias a un sistema de inmersión obligatoria (selectiva, conviene subrayarlo) que choca frontalmente con cualquier criterio pedagógico y con los pronunciamientos en contra de entidades como la UNESCO y la UNICEF.


4) Societat Civil Catalana defiende el bilingüismo institucional y la libertad de opción lingüística personal y, desde luego, no pretendemos “encubrir y legitimar la subordinación de una lengua a la otra y el consiguiente proceso de sustitución lingüística que sufre la sociedad catalana”. Por ello, la entidad reclama de los firmantes que sean respetuosos con la diversidad lingüística catalana y no obvien que esta diversidad contribuye a enriquecer una España igualmente plural.


5) La publicación de un manifiesto tan sectario y excluyente ratifica a Societat Civil Catalana en la defensa de una Catalunya integrada armónicamente en una España plural como instrumento idóneo para garantizar los derechos lingüísticos de todos los catalanes y hacen palpable que el proyecto que presentan separatistas catalanes como los firmantes del manifiesto del Grupo Lengua y República está cargado de rencor social e histórico y contribuye a fracturar peligrosamente la sociedad catalana.


6) Finalmente, Societat Civil Catalana llama la atención sobre el hecho de que un manifiesto de ese tenor haya sido presentado en público en la Universitat de Barcelona (UB). Por ello, la asociación apela a la neutralidad de las instituciones y adelanta que solicitará a la UB la cesión del Paraninfo para celebrar un acto académico en defensa de la libertad lingüística en Catalunya.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH