viernes, 26 de febrero de 2021

Trabajadores del CST, hartos de que Comín negocie a su espalda, piden ayuda a la Comisión de Salud

|


CatalunyaPress.- Hartos. Así están los trabajadores del Consorcio Sanitario de Terrassa (CST) después de todos los recortes que han sufrido durante los últimos años y después de saber que el conseller de Salut, Toni Comín, está negociando con la dirección del CST y a sus espaldas el siguiente pack de recortes. Así lo ha estado siguiendo este diario.


La situación es tan límite y se sienten tan ignorados, que el Comité de Empresa de la entidad ha decidido escribir una carta a la Presidenta de la Comissió de Salut, Alba Vergés i Bosch, para que traslade a la Comisión su opinión.


"A principios de marzo de este año, la dirección en funciones del CST nos notificó que, ante un cierre de 2015 con unas pérdidas previstas de cinco millones de euros aproximadamente, una previsión de cierre de 2016 estimada con pérdidas de 8 millones y unas pérdidas acumuladas históricas de unos 33 millones, desde el Departamento de Salud se exigía al CST la elaboración de un Plan de Empresa que hiciera viable el CST y que necesariamente debía incluir recortes en derechos laborales a los profesionales ", expone el Comité en su carta.


A continuación le explica a Vergés i Bosch la situación que están viviendo desde hace años:


En noviembre de 2014, después de dos negociaciones de recortes en el contexto de un sector ya duramente castigado, la dirección del CST presentó a los trabajadores una nueva negociación, en teoría "obligada" desde la Conselleria para poder equilibrar los cuentas dañadas del centro.


Esto conllevó una negociación "muy dura", explica el Comité, "con las movilizaciones más grandes vividas en CST", que acabó culminando con la promesa desde el Departament de un incremento de tarifas y, además, dio lugar al último pacto firmado en el CST con el visto bueno de Salut, en marzo de 2015. "Nos llamó la atención que NINGÚN OTRO CENTRO se vio instado a firmar pacto alguno", se queja el Comité en su carta.


DÉFICIT HISÒRIC DE 33 MILLONES


Ahora, antes de cumplirse un año de esta firma, los trabajadores del Consorcio Sanitario de Terrassa se les dice que en 2015 el centro ha cerrado con déficit. Y no sólo eso, sino que la CST tiene una deuda histórica de 33 millones de euros que obliga a un Plan de Empresa con recortes de derechos laborales.


Los trabajadores del CST se quejan también de que a ningún otro centro de Catalunya está negociando otro plan de Empresa. Están enfadados y se sienten "maltratados". "Es evidente que es un déficit grande, pero ya ve que no es el único".


También es cierto que ahora es de 33 millones de euros, pero no ha habido NI UN SOLO AÑO que el CST haya tenido un resultado positivo. Por eso las preguntas del título: ¿Por qué ahora? ¿Por qué nosotros? ", continúa en su carta." No puede ser que seamos el único centro que esté negociando nuevos recortes en un entorno como el descrito ".


En opinión del Comité de Empresa, "no puede ser que en el centro se hayan recortado respecto al presupuesto de 2010 en los últimos cinco años unos 40 millones de euros en total y los trabajadores hayan 'cedido', voluntaria o involuntariamente, 36,8 millones de euros en ese mismo periodo ".


El CST tiene unos resultados por encima de la media en los indicadores clínicos y por ello el Comité de Empresa considera que "no puede castigar a quien hace bien el trabajo".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH