viernes, 23 de agosto de 2019

Cabreo en la Guardia Urbana por las presuntas coacciones de Asens a la abogada de un agente

|


El Sindicato de Agentes de la Policía Local (Sapol) y UGT en la Guardia Urbana de Barcelona han exigido este lunes investigar si el teniente de alcalde Jaume Asens presionó a la abogada de un agente que fue herido por un 'mantero' con el objetivo de que este último no entrara en prisión. Además, han reclamado responsabilidades en caso de que se prueben las presuntas injerencias.


El secretario general de Sapol, Ángel Marcos, ha declarado a los periodistas que están reuniendo información y de momento "parece que no hay un delito penal claro"; si no consiguen pruebas, enviarán la documentación a la Fiscalía para que investigue de oficio.


El miembro de UGT Eugenio Zambrano ha aseverado que, si se confirmaran las presuntas presiones, Asens se habría excedido en sus funciones como concejal, y pedirían "apartarle de sus responsabilidades, ya no es tico ni moral lo que hace contra la Guardia Urbana".


PLAN DIRECTOR


Sobre el Plan Director del cuerpo policial, presentado este mismo lunes, ambos han coincidido en que no representa un gran cambio y en acusar al Gobierno de Ada Colau de no haber contado con los sindicatos para elaborar el documento de base, que se presentará en el pleno del viernes y que estará abierto a aportaciones.


Marcos ha criticado que el plan prevea eliminar la Unitat de Suport Policial (USP) y sus funciones antidisturbios y crear la Unitat de Reforç a la Proximitat i Emergències (URPE): "Es un cambio de nombre con unas funciones más, añadiendo la proximidad, cuando la proximidad es lo que ya se hacía con la policía comunitaria".


Ha avisado de que el cuerpo necesita a más agentes para destinar uno en cada barrio, para que sea su interlocutor de referencia con la Urbana, y se ha mostrado "inquieto" por no saber los criterios de selección para que agentes puedan incorporarse a la nueva unidad.


Zambrano ha coincidido en destacar que la policía de proximidad ya se desarrolla mediante la comunitaria; que las funciones de la URPE serán casi las mismas que las de la USP, y que el plan es "maquillaje para contentar al electorado" de BComú.


"No aporta nada en la respuesta a la seguridad pública porque ya está todo inventado. Se puede colorear con el tinte político del que esté gobernando, pero no aporta nada", según Zambrano, que asegura que el modelo que promueve el plan ya está vigente.


COLAU DEFIENDE A ASENS


Por el momento la alcaldesa, Ada Colau, ha dicho que las informaciones de las que dispone apuntan a que se trató de un "intercambio de impresiones jurídicas".


En rueda de prensa para presentar el Plan Director de la Urbana, el intendente mayor ha resaltado a preguntas de los periodistas: "Esperamos que no sea así pero, si es así, hemos pedido a la alcaldesa que haga una investigación de los hechos y que, cuando tenga toda la información, espero y deseo que tome una decisión".


"Hemos transmitido a la alcaldesa, si esto es cierto, nuestro malestar y nuestro enfado, porque esto nos deja otra vez en situación de indefensión ante una problemática ante la que es muy difícil trabajar", ha advertido Vázquez.


El jefe de la Guardia Urbana ha avisado de que, si Asens presionó a la letrada para tratar de evitar que el 'mantero' entrara en prisión, su conducta ataca a los principios éticos de cualquier representante municipal, en palabras de Vázquez.


El comisionado de Seguridad, Amadeu Recasens; el gerente del área, Jordi Samsó, y el director técnico del Plan Director, Joan Albert Bigorra, han acompañado al intendente mayor.


"NO INTERVINO EN ESTE SENTIDO"


Colau ha explicado que este fin de semana ha estado en Madrid y que, hasta el momento, sólo ha abordado el asunto con Asens en una breve conversación telefónica, en la que él señaló que se interesó por la situación y se trató de un intercambio de impresiones.


"En ningún caso hubo una voluntad de injerencia en ningún sentido, y la prueba es que la abogada actuó como consideraba oportuno", ha dicho, ya que el 'mantero' ha entrado en prisión provisional, medida que según ella, generalmente se da en casos excepcionales.


"Estoy convencida de que Asens no intervino en este sentido", ha insistido Colau, ha expresado su total confianza hacia Asens y ha resaltado que este lunes abordará con él el asunto, que también tratará si es necesario con el bufete de abogados, tras lo que ha agregado que dará tantas explicaciones como haga falta, en sus palabras.


"POSICIÓN ÚNICA"


Ha asegurado que la agresión --que se produjo en el Port Vell el miércoles en un operativo contra el 'top manta'-- fue un hecho inaceptable no sólo para ella, sino para todo su ejecutivo, y ha garantizado: "No tengo ningún tipo de duda de que tanto el teniente de alcalde como el Gobierno tenemos una posición única: apoyar a la Urbana y condenar las agresiones".


La alcaldesa ha pedido prudencia y calma ante los hechos hasta que no tenga más detalles sobre ellos --y más teniendo en cuenta que todos están de acuerdo en el fondo de la cuestión, según ella--, porque se debe "proteger a la Guardia Urbana de rumorologías y de polémicas que se pueden ahorrar".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH