Los máximos dirigentes catalanes piden la dimisión de Fernández Díaz

|

Puigjun3


Tanto Carme Forcadell como Carles Puigdemont y Oriol Junqueras han criticado al ministro de Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz y al presidente de la Oficina Antifrau de Catalunya (Oac), Daniel De Alfonso por 'conspirar' contra los partidos independentistas. 


Así, la presidenta del Parlament ha asegurado que tienen "todos los mecanismos a punto" para destituir a De Alfonso, si los grupos parlamentarios así lo piden. Dicha destitución la debe pedir la comisión de Asuntos Institucionales y aprobarse en el pleno, un proceso que puede acelerarse: "Se puede hacer en un margen rápido de tiempo. Se tiene que cumplir el reglamento, pero también se puede hacer por un procedimiento de urgencia".


Preguntada por si hay margen para que De Alfonso comparezca ante el Parlament antes de las vacaciones de verano, ha asegurado que "si los grupos piden su comparecencia, se tiene que acelerar lo máximo posible. No se puede dejar pasar hasta septiembre".


Por otro lado, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha asegurado que la conversación entre ambos se trata de "un GAL mediático que tiene un señor X, que es el señor Fernández Díaz, y probablemente otro señor X, que se llama Rajoy".


Puigdemont ha añadido: "No sé si es normal que un ministro se interese en cómo puede desestabilizar a rivales políticos. En la democracia que estamos construyendo en Catalunya esto es muy anormal. En la democracia que se ha consolidad en España parece ser que esto es muy normal".


Para Puigdemont Fernández Díaz "debería dimitir inmediatamente como ministro y como candidato" y que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, debería comparecer voluntariamente en el Congreso para explicar el alcance de las acusaciones.


En cuanto al Parlament, considera que "tiene que llamar a todas las personas implicadas para escucharlas y tomar las decisiones oportunas": al director de la OAC, al ministro y -en palabras suyas- a algún elemento privado que aparece citado en las conversaciones.


"Que nadie se despiste: estamos ante uno de los escándalos más grandes que ha habido en los últimos años", según Puigdemont, y ha dicho que medios públicos han sido puestos a disposición de irresponsables institucionales a partir de criterios políticos basados en la construcción de una guerra sucia.


Por último, el vicepresidente del Govern y líder de ERC, Oriol Junqueras, directamente mencionado en las conversaciones, ha pedido también la dimisión del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, por considerar que estaba al corriente de los "actos criminales" para desacreditar a ERC y a los catalanes, por lo que le considera corresponsable.


"Es una conspiración de los aparatos del Estado contra la verdad, la decencia y la dignidad. Ha habido un ataque sistemático a la libertad de expresión", según Junqueras, que ha reivindicado que su partido está limpio y lo ha estado siempre en sus 85 años de historia.


BATET PIDE A RAJOY DIMITIR SI CONOCÍA LAS CONVERSACIONES


"Rajoy no puede seguir callando, que es lo que hace habitualmente y a lo que nos tiene acostumbrados", y debe aclarar si mantendrá a Fernández como ministro, si le parecen bien estas conversaciones y si lo sabía, algo que Rajoy ha negado este mismo miércoles.


Para ella es un "hecho gravísimo e inadmisible", por lo que el PSC impulsará todas las iniciativas necesarias para el cese de De Alfonso, y pedirá en el Parlament una comisión de asuntos institucionales en la que intervenga el director de la Oac, para cuyo cese se necesitan tres quintas partes de la Cámara.


Considera que el director ha actuado con negligencia y que debe ser cesado por tres razones: el contenido de las conversaciones, haber roto la confidencialidad hablando de una investigación en curso, e insinuando que "un partido está detrás de la filtración", en referencia a los socialistas, hechos ante los que Batet ha dicho que abrirán una investigación para aclarar si son constitutivos de delito.


Preguntada por si el PSC está detrás de la filtración de la conversación -algo que ya ha negado la portavoz del partido, Esther Niubó-, Batet ha asegurado que no tenía conocimiento de los hechos hasta este martes, y ha añadido: "No me parece procedente acusar de un delito a alguien si no tienes la información y, si la tienes, lo que debes hacer es ir a la vía judicial".


Ha sostenido que no es la primera vez que se da un uso partidista a las instituciones -ha citado a la Fiscalía, a la Unidad de Delitos Económicos y Financieros (Udef) y a la Agencia Tributaria-, pero ha dicho que "el hecho de que no sea una novedad no le saca gravedad y no puede restar exigencia de responsabilidades".


Ha garantizado que si el PSOE gana las elecciones y gobierna su candidato, Pedro Sánchez, el Gobierno tendrá "un escrupuloso tacto con la independencia judicial, con la separación de poderes, el respeto a las instituciones" y el funcionamiento democrático de los cuerpos de seguridad, porque la utilización partidista de estas instituciones perjudica a todos.


SÁNCHEZ, IGLESIAS Y RIVERA TAMBIÉN LO PIDEN


Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera han pedido este miércoles la dimisión del ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, por las grabaciones que desvelan una conversación con el director de la Oficina Antifraude de Cataluña (OAC), Daniel de Alfonso, sobre posibles investigaciones a líderes independentistas.


En varias entrevistas en medios de comunicación, los candidatos de los tres partidos han exigido la retirada de Fernández Díaz después de las grabaciones desveladas por el diario 'Público' y todos ellos han recordado anteriores escándalos del ministro.


El secretario general del PSOE ha defendido que Fernández Díaz debe abandonar "la vida política" y ha sostenido que debió haber dimitido ya cuando se supo que tuvo, el verano pasado, una "reunión secreta" en su despacho con el exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato, investigado por la fusión y salida a Bolsa de Bankia y por su patrimonio personal.


"Un ministro del Interior no se puede reunir con un imputado y ahora no tiene más justificación para seguir en el cargo", ha dicho en una entrevista en la Cadena Cope.


Por su parte, el líder de Unidos Podemos cree que el ministro en funciones debería dimitir de manera "inmediata" por las conversaciones que mantuvo con Daniel de Alfonso y que reflejan una presunta conspiración contra partidos independentistas.


"He escuchado las grabaciones y vemos a un ministro del Interior que se supone que tiene que protegernos a todos aparentemente utilizando su cargo para investigar a rivales políticos. Eso debería implicar dimisión inmediata", ha manifestado en una entrevista en 'Los Desayunos de TVE'.


El líder de Ciudadanos ha sido más sibilino. Rivera se ha sumado a esta petición de dimisión, puntualizando que si los protagonistas de las grabaciones resultaran ser realmente Fernández Díaz y De Alfonso; algo que ambos ya han reconocido.


También ha exigido al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, que aclare si "estaba al corriente" de lo que hacía su ministro de Interior.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH