Eloi Badia y Janet Sanz siguen engañando al ciudadano

|


AMB


CatalunyaPress.- El Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB), representada por sus dos máximos exponentes, Janet Sanz y Eloi Badia, han presentado este martes una baja del recibo del agua en un 2,39%, cuando en realidad tal baja no existe, pues el ciudadano apenas lo va a notar.


Y es que en el recibo del agua, lo que más se paga no es el consumo, sino los impuestos de las distintas instituciones, que por cierto nunca se han planteado bajarlos, sino solo los de la concesionaria para disimular.


Badia es uno de los personajes juez y parte en la guerra del agua, ya que quiere que esta sea de titularidad pública, para que sea después gestionada por su grupo de amiguetes que están en esa situación de “puertas giratorias”.


Preguntados por Catalunya Press sobre si el Ayuntamiento barajaba la opción de disminuir otras tasas que sí son de su competencia, como la de alcantarillado o la de tratamiento de residuos, han respondido que se estaban respondiendo ante los medios como respresentantes de AMB y no del Ayuntamiento. "Lo que estamos presentando hoy es un a parte muy pequeña de la factura, por tanto los otros aspectos pertenecen a un debate más global", ha dicho Sanz.


ACCIONES


Como explicó en rueda de prensa Eloi Badia, director de la representación del ayuntamiento en el AMB (titular y responsable del servicio público del agua), las acciones de la entidad consisten principalmente en la revisión de las condiciones financieras sobre las que opera ABEMCIA, en el cánon concesional y en el no abono del cánon para la conducción de salmueras.


El cánon concesional, que es el importe que aboona anualmente ABEMCIA a AMB y que se carga en la tarifa, se reducirrá en 5 millones de euros con respecto a la propuesta hecha por el concesionario.


En relación al no abono para la conducción de salmueras, Badia aseguró que la utilización por parte de Aigües de Barcelona de una conducción especial para aguas con un gran contenido en sales, surgidas de procesos industriales, repercutía en el recibo de los usuarios.


ALEGACIONES


Asimismo, en la propuesta presentada por ABEMCIA se han estimado algunas alegaciones que han hecho diferentes ayuntamientos del ámbito metropolitano y la ACA. En concreto, entre las principales demandas presentadas por los municipios se encontraba la consideración del recibo del agua como una tasa en lugar de tener la consideración actual de rarifa, y de repercutir las variaciones de la tarifa de manera que beneficien los primeros tramos de consumo.


Por su parte, la ACA solicitaba separar los costes del ciclo del agua en función de si corresponden a la parte de "alta" del ciclo o a la parte de "baja". Según los representantes de AMB, "dada la magnitud que supone aplicarlas, se tomarán en consideración de cara a la próxima revisión tarifaria".


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH