Comín, sobre el ‘regalo’ del hospital Hestia Duran a cambio de comisiones a CDC: “¿A mí qué me preguntan?”

|

Toni comin 3


El conseller de Salud de la Generalitat, Toni Comín, ha defendido la "total legalidad" de la cesión de la gestión en 2014 de un hospital público gestionado por una fundación sin ánimo de lucro a una empresa privada con ánimo de lucro.


Eso sí, se ha cuidado de asegurar que su departamento probablemente no lo hubiera hecho no por una cuestión ética y moral sino por una consideración de modelo.


Comín ha comparecido este jueves en la comisión de Salud del Parlament para presentar el Plan de Salud 2016-2020 y para informar del proceso de cesión del hospital público ahora llamado Hestia Duran i Reynals de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) a la empresa Hestia.


"De acuerdo con el modelo que intentamos construir, ¿hubiéramos hecho la cesión del contrato de una fundación a una empresa privada por muy legal e irreprochable que sea? Probablemente no", ha afirmado el conseller, al recordar que el objetivo de la Conselleria de Salud de desprivatizar el sistema sanitario catalán.


TOTAL LEGALIDAD


Según el conseller, la Fundación Sociosanitaria de Barcelona (FSSB) --entidad sin ánimo de lucro perteneciente al Grupo Hestia-- ganó en 2003 el concurso público de contratación para gestionar este centro para los siguientes 30 años tras finalizar su construcción, es decir, a partir de 2006, y fue la única entidad que se presentó a la convocatoria.


En 2014, la Dirección General de Derecho y Entidades Jurídicas de la Conselleria de Justicia aprobó la escisión parcial de la fundación y el contrato con el Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) pasó a la empresa SSR Hestia del mismo grupo --llamada antes Clínica Secretario Coloma--.


Comín ha precisado que finalmente la resolución del CatSalut declara la subrogación de SSR Hestia el 1 de junio de 2015: "El procedimiento de cesión del contrato está regulado por la ley de contratos del sector público", ha asegurado el conseller.


A LAS PREGUNAS DE LA OPOSICIÓN: "¿A MÍ QUÉ ME PREGUNTAN?"


La oposición le ha reprochado que en su primera intervención no haya mencionado la donación que supuestamente recibió Convergència por parte del Grupo Hestia en 2010.


En el turno de réplica el conseller ha contestado: "Yo explico unos hechos de los que este conseller no tiene responsabilidad", puesto que en ese periodo no ocupaba este cargo.


"Si hay sospechas de que ha habido relación entre concesión y donación, lo que se debe hacer es ir al juez y que lo investigue. ¿A mí qué me preguntan?", ha manifestado.


Desde el PSC, Assumpta Escarp ha pedido a Comín que "aclare si hay una relación casual o no" entre la concesión y la supuesta donación, puesto que hay procedimientos que pueden ser legales pero derivarse en otras cosas, en sus palabras.


Albano-Dante Fachín (CatSíQueEsPot) le ha pedido que cuente qué papel tendrán estas empresas en el futuro, y ha criticado que este procedimiento ha dado ideas a las empresas para hacerse con contratos públicos: "La manera es crear fundaciones y relacionarlas con empresas con millones de euros en beneficios".


También han reclamado explicaciones sobre esta donación C's y PP, si bien los populares se ha mostrado partidarios de que empresas privadas y multinacionales gestionen servicios públicos que tengan beneficios por los riesgos que tienen.


Eulàlia Reguant (CUP) ha reclamado un debate sobre el modelo sociosanitario, gestionado mayoritariamente por empresas privadas, y ha avanzado que su partido trabaja para llevar la sospecha de la donación a Convergència a la Fiscalía.


DONACIÓN DE 80.000 EUROS A CDC


El Govern de Artur Mas cedió en 2014 la administración del hospital, de gestión pública, por 30 años a la empresa privada Grupo Hestia a cambio de una donación a Convergència Democràtica de Catalunya de 80.000 euros. Este contrato no fue sacado a concurso público ni publicado en el Boletín oficial de la región.


La cesión se produjo en un momento en el que el centro hospitalario tenía unos beneficios de 630.000 euros, cuando era administrada por la Fundación Sociosanitaria de Barcelona (FSSB). 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH