JxSí y la CUP siguen adelante con su locura y cierran la ponencia de la segunda ley de desconexión

|

Jxs


JxSí y la CUP han cerrado este viernes la ponencia de la segunda ley de "desconexión" que define una administración tributaria propia para Catalunya. Será después del verano cuando la lleven al pleno del Parlament con el objetivo de que la Cámara catalana decida si la admite a trámite y la trabaja en comisión.


Los independentistas tratan de aparentar que las medidas se debaten entre todos, lo cual no es cierto, pues ambos partidos no hacen más que aprovecharse de la mayoría absoluta (en escaños) que tienen, lo que con toda probabilidad hará que el Parlament la admita a trámite.


"Es una ley muy importante, es la estructura de Estado económica más grande que tendremos. Queremos un modelo diferente del que tenemos ahora que dependemos del Estado español. Eficaz, moderno, eficiente y al servicio de los ciudadanos", ha explicado la diputada Maria Senserrich (JxSí) en declaraciones a los periodistas.


La primera ley de ruptura que los soberanistas presentaron fue la de la agencia catalana de protección social, que fue admitida a trámite por la Cámara el miércoles, mientras que la tercera que preparan y que aún no han acabado es la del régimen jurídico, que los soberanistas ven como el instrumento para pasar de la legalidad actual a una catalana.


Las ponencias nacieron con polémica, ya que el resto de partidos del hemiciclo se negaron a participar en ellas e incluso los letrados hicieron un informe cuestionando que se pudieran crear, ya que no contaban con el aval de todos los grupos y aspiraban a regular temas que iban más allá del Estatut.


La diputada de la CUP Eulàlia Reguant ha opinado que la ley presentada este viernes avala la creación de estas ponencias: "Nos costó mucho empezar. Hemos hecho política y hemos dejado a un lado las argucias legales sobre si se podían hacer las ponencias".


La ley se divide en tres grandes 'libros' --apartados--: disposiciones generales sobre el sistema tributario de Catalunya; la agencia tributaria de Catalunya y la junta de tributos de Catalunya y , por último, el consejo fiscal de Catalunya y el instituto de investigación fiscal y estudios tributarios.


En el libro primero se diseña desde los principios generales de la agencia hasta los deberes y obligaciones, mientras que el segundo aborda las especificidades de la Agencia Tributaria: órganos de gobierno, el presidente, el presupuesto o los cuerpos tributarios.


Senserrich ha prometido una agencia en la que el Govern proponga los principales cargos, pero también que todos ellos tengan que ser refrendados por la Cámara catalana, para reforzar la legitimitad de los gestores de esta eventual estructura.


CONSELL FISCAL


JxSí ha hecho especial incidencia en el tercer libro, un Consejo Fiscal que según los soberanistas tiene que ser un "punto de encuentro" entre el sector privado y el sector público que trabajan en el ámbito de la fiscalidad de los ciudadanos.


"Tenemos cosas tan innovadoras como un Consejo Fiscal que no existe en España y que sí tienen países avanzados como Australia, Austria y Dinamarca", ha expuesto Senserrich, que ha asegurado que un consejo de estas características hará más transparente la administración tributaria.


Tanto con la primera ley de ruptura de protección social como en esta segunda sobre hacienda propia, los soberanistas las ven clave para tener las estructuras catalanas preparadas para el día que, según ellos, Caralunya declare su independencia.


Reguant ha señalado que el texto que presentan "no cierra nada", sino que abre la posibilidad de debatirlo en comisión parlamentaria, y ha deseado que el resto de grupo de las Cámara quieran debatirla pese a no compartir la independencia de Catalunya.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH