sábado, 21 de septiembre de 2019

Rajoy se enroca en su derecho a ser presidente tras el rechazo del Congreso

|

Pp ciudadanos


El candidato del PP a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, ha defendido horas después de su primera investidura fallida su derecho a seguir intentándolo.


Ha argumentado que los ciudadanos le han elegido dos veces en las urnas, y ha apostado no sólo por preservar sino por fortalecer el acuerdo alcanzado con Ciudadanos.


Para eso las cúpulas de ambos partidos han mantenido una conversación en las últimas horas, aseguran fuentes 'populares', tras el calentón de este viernes en el Congreso de los Diputados.


El presidente del PP y del gobierno en funciones ha intervenido ante el Comité Ejecutivo Nacional de su partido, reunido al día siguiente de haber sido derrotado en el Congreso con 170 votos a favor pero 180 en contra. 


La votación terminó con derrota, pero también con un enfrentamiento entre PP y Ciudadanos tras asegurar la formación naranja que daba por extinguido el acuerdo y sugerir una vez más que con otro candidato 'popular' podría ser más fácil un gobierno de consenso.


UN CALENTÓN SIN MAYORES CONSECUENCIAS


La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha asegurado que ha habido en las últimas horas un contacto entre los dos partidos tras el agrio debate en el Congreso, pero no ha querido precisar si ha sido entre el propio Rajoy y Albert Rivera, aunque lo ha dado a entender.


La charla habría servido para reconducir una relación que los 'populares' consideran buena tras los días de intensa negociación. El rifirrafe de ayer, aseguran fuentes 'populares', forma parte del debate parlamentario pero no tiene por qué acarrear otras consecuencias.


El presidente en funciones ha querido dejar clARo este asunto antes de marchaR por la tarde y hasta el martes a China, para participar en la reunión del G-20. Cospedal ha explicado en rueda de prensa que Rajoy apuesta por preservar ese pacto e incluso por fortalecerlo, así como el firmado con Coalición Canaria, y que va a tratar de ampliarlo a otras formaciones, entre ellas también el PSOE.


"Tenemos derecho a gobernar y lo seguiremos intentando", ha dicho textualmente Rajoy ante los suyos, en una reunión con la que el PP ha querido dejar de manifiesto el respaldo unánime a su candidato; si se repitiesen las elecciones, ha zanjado Cospedal, se volverían a presentar con él al frente.


Rajoy rivera 2


A LA ESPERA DE LAS ELECCIONES VASCAS Y GALLEGAS


La secretaria general ha asegurado que Mariano Rajoy va a tomar la iniciativa a la vuelta de China, aunque no ha precisado cómo ni con quién. "Vamos a hablar con todo el mundo", ha dicho de entrada.


"Sabemos que es muy difícil hablar con el señor Sánchez, pero vamos a intentarlo. Va a ser muy complicado antes de las gallegas y vascas, pero lo vamos a intentar, tenemos la legitimidad de los votos", ha dicho. El resultado de estos comicios, ha añadido, influirá en la posición futura de los partidos.


El PP insiste en que la solución para el país es componer una gran coalición de gobierno que incluya a los socialistas y que no se puede ofrecer más al PSOE para atraerles a un acuerdo que entrar en un Ejecutivo desde el que poder tomar decisiones.


REPETIR CEREMONIAS


María Dolores de Cospedal ha señalado que es el Jefe del Estado el que "tiene que tomar la decisión que crea pertinente" a partir de ahora. El lunes, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, se reunirá con el Rey para comunicarle el fracaso de la investidura de Rajoy y se desconocen qué pasos seguirán después.


Mientras tanto y hasta que transcurran las elecciones vascas y gallegas, Cospedal ha asegurado que "se puede tener la tentación de repetir ceremonias como las de la legislatura pasada". Así interpreta las palabras de Pedro Sánchez cuando asegura que quiere hablar con las fuerzas del cambio para buscar una solución.


"Tiene tres alternativas: formar un gobierno con Podemos y Ciudadanos, que parece bastante inviable; formar gobierno con Podemos, ERC, Convergencia, Bildu y la abstención del PNV, un gobierno inviable para España y poco viable para la buena salud del PSOE, y la otra solución es esperar a que pasen las elecciones gallegas y vascas y a ver qué pasa", ha resumido Cospedal.


La dirigente 'popular' intuye que Pedro Sánchez intentará una sucesión de encuentros con otras fuerzas, como en la pasada legislatura, para que los ciudadanos "olviden dos cosas: que el PP ganó las elecciones y tiene la legitimidad de los votos para intentar gobernar y que Pedro Sánchez parece enmascarar que quiere que vayamos a terceras elecciones".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH