domingo, 8 de diciembre de 2019

Prisión sin fianza para el 'violador de Martorell'

|


TV3 4


El Juzgado de Instrucción 6 de Rubí (Barcelona) ha enviado a prisión sin fianza al violador reincidente Tomás Pardo, conocido como el violador de Martorell, por secuestrar, violar e intentar matar a una mujer en Igualada el pasado sábado.


Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), ha acordado prisión provisional comunicada y sin fianza por los delitos de detención ilegal, asesinato en grado de tentativa, agresión sexual, robo con violencia e intimidación y estafa.


La última detención ocurrió después de que, el sábado, el hombre secuestrara a la víctima mientras salía de casa y se la llevara en coche a una zona boscosa de Castellbisbal (Barcelona), y ahí la agredió sexualmente y la hirió con un arma blanca.


Tomás Pardo estaba interno en el Centre Penitenciario de Ponent (Lleida) condenado a 26 años de cárcel por una anterior violación en una zona boscosa entre Martorell y Castellbisbal, la misma área donde ha ocurrido la nueva violación, y tenía un permiso penitenciario de tres días.


El detenido ha comparecido ante la juez la mañana de este miércoles pero se ha acogido a su derecho a no declarar, informan las citadas fuentes.


EL JUEZ LE DENEGÓ 13 VECES UN PERMISO DE TRES DÍAS


El Juzgado de Vigilancia Penitenciaria 2 de Catalunya denegó hasta en 13 ocasiones la concesión de un permiso de tres días a Tomás Pardo, pero finalmente en febrero la Audiencia de Barcelona le permitió salir en base a los informes de la Junta de Tratamiento que informaban favorablemente a su salida por riesgo bajo.


Según han informado fuentes judiciales, la sección 21 de la Audiencia de Barcelona estimó en febrero de 2016 el recurso presentado por el interno en base a los informes de la Junta de Tratamiento, que consideraron que el interno había "avanzado mucho con una actitud empática hacia las víctimas y corrigiendo su impulsividad", y su conducta se adaptaba a la normativa.


Asimismo, desde la Junta de Tratamiento de la cárcel de Ponent (Lleida) propuso la concesión del permiso de tres días dado que ya había cumplido la mitad de la condena, y había iniciado contactos con el exterior de manera progresiva, ya que de hecho Tomás Pardo ha tenido 18 permisos de menos de 48 horas --que solo dependen de autorización administrativa-- sin que hubiera ningún incidente.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH