JxSí y el PP votan juntos para impedir subir el IRPF a las rentas altas

|

Parlament 8


El Parlament ha rechazado este jueves una moción del PSC que quería que la Cámara catalana instara al Govern a subir el IRPF a las rentas altas, un debate que ha evidenciado la diferencia de criterio en materia fiscal entre los dos socios de la mayoría soberanista, JxSí y la CUP.


El punto rechazado de la moción pedía: "Modificar el tramo autonómico del impuesto sobre la renta de las personas físicas con el objetivo de reducir los tipos mínimos, suavizar los tipos a las rentas medias e incrementar los tipos a las rentas más altas".


Esta modificación fiscal se ha rechazado con los 70 votos de JxSí y el PP, mientras que 23 diputados de C's se han abstenido y los 36 diputados que suman PSC, la CUP y SíQueEsPot han votado a favor, pero sus votos han sido insuficientes para que prosperara la propuesta.


La diputada del PSC Alícia Romero ha afeado a JxSí que vote con el PP contra la modificación de este impuesto, y ha reclamado una revisión general del sistema fiscal de Catalunya para "pedir esfuerzos a los que más tienen" y no a los que menos, que es lo que a su juicio pasa ahora.


Carmina Castellví (JxSí) ha criticado a los socialistas por considerar que su moción era un mero intento de desgastar a la mayoría soberanista, y ha dicho que su grupo no quiere "retocar un sistema tributario español que es obsoleto y regresivo", sino impulsar un nuevo modelo fiscal para una Catalunya independiente.


La diputada de la CUP Eulàlia Reguant ha pedido la "soberanía fiscal" para Catalunya al considerar que, formando parte del Estado, no podrá emprender reformas fiscales sustanciales, y ha asegurado que el principal obstáculo para erradicar la desigualdad es el capitalismo.


OTROS CAMBIOS RECHAZADOS 


Los votos de JxSí y el PP también han servido para rechazar otras propuestas tributarias que proponían los socialistas, como una modificación del Impuestos de Sucesiones y Donaciones para volver a los ingresos de 2008 a partir de una reducción significativa y selectiva de los beneficios fiscales.


Tampoco ha prosperado pedir al Govern un cambio en el Impuesto del Patrimonio para gravar de manera más intensa los "grandes patrimonios" y como paso previo para establecer un impuesto sobre grandes fortunas que grave también a las personas jurídicas.


Enric Millo (PP) ha rechazado estas propuestas fiscales por considerar que buscan "vaciar los bolsillos" de los catalanes, y Antonio Espinosa (C's) ha lamentado la falta de diálogo del Govern a la hora de negociar los Presupuestos con los grupos de la oposición.


El portavoz de SíQueEsPot Joan Coscubiela ha criticado que el Govern no quiera abordar una reforma fiscal a fondo, y ha acusado a ERC que hacer discursos de izquierdas mientras aprueba Presupuestos con la "mano derecha".


PUNTOS APROBADOS


Otros puntos de la moción de menor impacto recaudatorio sí han sido aprobados: mejorar la gestión tributaria del impuesto sobre vivienda vacías; recuperar el impuesto sobre depósitos bancarios y "revisar los varios beneficios fiscales aprobados mediante normativa autonómica".


También se ha aprobado otro punto -pese al voto en contra de JxSí- que pide mejorar las figuras impositivas y su capacidad de recaudación en los tributos medioambientales, con especial incidencia en el desarrollo de la Ley de Financiación del Transporte Público de Catalunya.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH