domingo, 26 de septiembre de 2021

Artur Mas señala una mejora del autogobierno de Catalunya para evitar el choque con el Estado

|

Mas cambra

Artur Mas | Foto: Moisés B. Martínez


Catalunyapress.- El expresident de la Generalitat de Catalunya, Artur Mas, desde la comodidad que le otorga no ostentar ya ningún cargo público, se permite decir abiertamente cosas que no decía cuando estaba al frente del Govern.


Este lunes, en la Cámara de Comercio de Barcelona, Mas ha pronosticado el ‘choque de trenes’ entre Catalunya y el Estado. Y es que Mas ha acudido a este encuentro con empresarios y prensa como una suerte de augur, aunque “no tenga una bola de cristal”.


Lo primero que ha querido dejar claro es que quisiera que en la posible etapa de negociación que se abre entre el Govern y el Ejecutivo español “no se pongan líneas rojas”. Y, a renglón seguido, ha arrancado precisamente con la primera línea roja, un referéndum en Catalunya.


“La condición para que el diálogo sea útil y productivo es que no haya condiciones para el diálogo”. El expresident ha apostado por que se cree un clima de diálogo entre las partes teniendo en cuenta que “los soberanistas seguirán defendiendo el referéndum”, mientras que el Estado “es lógico que defienda lo contrario”.


CHOQUE DE TRENES


Dinars cambra Mas

Artur Mas ha adelantado los que, a su juicio, “serán los tres hechos políticos fundamentales en 2017”. 


El primero será la aprobación de las leyes de desconexión para ir “de la Ley a la Ley”. Algo que “será inmediatamente recurrido por el Gobierno central y suspendido por el Tribunal Constitucional; no tardarán ni 24 horas”. Ahí será cuando, a juicio de Mas, comenzará el conflicto entre las instituciones catalanas y el Estado.


Un segundo hecho será “la convocatoria de un referéndum, con una única pregunta clara”. Algo por lo que el Estado “hará todo lo posible para que no se celebre”. “Y este tampoco será un conflicto menor”, ha puntualizado.


En este escenario de conflicto, Artur Mas ha señalado que ambas partes deberán presentar sus cartas y que por la parte catalana será “la movilización permanente de las instituciones y de la sociedad civil soberanista”, al contrario de lo hecho hasta ahora, con actos puntuales.


NEGOCIACIÓN SÍ O SÍ


El expresident de la Generalitat ha querido ofrecer algunas alternativas “altamente improbables” que podrían evitar todo lo anterior: 


“Que la mayoría soberanista se atasque y se caiga dentro de casa”; “que el Estado acepte la negociación del referéndum”; o que “el Estado haga una oferta de mejora del autogobierno y lo pregunte a la ciudadanía a través de un referéndum”.


Esta última alternativa, quizás la más razonable y sana para amabas partes, se irá forjando en los próximos meses. “La negociación será sí o sí”, ha recordado Artur Mas, “porque estaremos hablando de economía”. 


“Y las consecuencias de un no acuerdo no son asumibles ni por España, ni por la Unión Europea ni por Catalunya”, ha sentenciado. Una negociación que Mas ha remitido al condicionante de que el soberanismo acumule “fuerza suficiente social y política para crear un Estado catalán”. 


Sea como fuere, a juício de Mas, "el Estado español acabará negociando con Catalunya". 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH