miércoles, 16 de octubre de 2019

​La Generalitat se duerme en los laureles tras la advertencia de los Mossos de amenaza terrorista

|

Mosos


Los Mossos d'Esquadra han pedido "tranquilidad" a la ciudadanía porque la amenaza terrorista no ha cambiado en Catalunya después del atentado este lunes en un mercado navideño de Berlín, y ha recordado que el nivel de alerta se mantiene al nivel cuatro sobre cinco.


"No tenemos ninguna información operativa, táctica o de inteligencia estratégica que indique que en Catalunya haya ninguna amenaza concreta hacia un punto de la geografía ni un punto de interés o posible objetivo", ha dicho en rueda de prensa el portavoz de la policía catalana, Xavier Porcuna.


Lo ha manifestado tras referirse al oficio que la Comisaría General de Seguridad de la Policía Nacional ha remitido a los jefes superiores para que se aborden en las Juntas Locales de Seguridad y las Comisiones de Coordinación "las medidas de protección que impidan ataques similares" con camiones de gran tonelaje, como los de Niza o Berlín.


En el documento, la Policía Nacional insta a los ayuntamientos a extremar las medidas de seguridad bloqueando accesos de las zonas más concurridas durante las fiestas navideñas con bolardos, grandes maceteros y coches patrulla.


Porcuna ha afirmado que este oficio les ha "sorprendido", puesto que el ámbito de la seguridad ciudadana y la prevención es una competencia de la Conselleria de Interior y la Generalitat fijada en el Estatut que ejercen los Mossos, en el marco del Programa operativo específico antiterrorista que se aplica desde 2015, cuando se produjeron los primeros atentados en Francia.


RECHAZA MEDIDAS "SISTEMÁTICAS"


El portavoz ha asegurado que se está trabajando "desde hace semanas" a nivel de coordinación y análisis para compartir la información necesaria con el fin de detectar los riesgos existentes en colaboración con la policía local en puntos de interés policial, como los mercados navideños.


Ha rechazado que los Mossos estudien colocar elementos físicos en los accesos a espacios muy concurridos como ha hecho Francia "de forma sistemática", pero sí analiza determinados espacios a proteger con distintas medidas, si bien no ha querido concretar los lugares con más riesgo.


Así, la policía catalana está analizando "la medidas más adecuadas de contención" --como maceteros, bolardos y barreras de hormigón, las llamadas New Jersey-- en función del espacio, del número de personas y del nivel de amenaza de cada momento, ha precisado.


Preguntado por si en Barcelona se podrían instalar New Jersey, Porcuna ha sostenido que "es posible" que se coloquen en algún mercado, aunque ha insistido en que lo sustancial es que no hay ningún cambio de información que pueda asustar a la población.


"Ya estamos teniendo en cuenta todas las cuestiones de mobiliario urbano, la necesidad de poner medios de contención física para que haya menor vulnerabilidad en caso de que alguien quiera hacer daño", ha expresado pero ha dejado claro que no se está haciendo como consecuencia del ataque de Berlín.


ACTUALIZAN INFORMACIÓN


Según ha asegurado, los puntos de interés del programa antiterrorista que investigan siguen siendo los mismos, y ahora se está haciendo una "actualización de la información", a través de la Mesa de Coordinación Antiterrorista que se reúne con periodicidad para adecuar dispositivos.


Precisamente, este martes se reunió este organismo y constató que "no ha habido ningún cambio a nivel de amenaza y a nivel operativo no hay ningún riesgo específico que amenace Catalunya ni cree un nivel de alarma innecesario entre la población", según el intendente.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH