El gasto social por habitante de una decena de municipios catalanes no supera los 50 euros

|

Comedorsocial


Diez municipios catalanes, la mitad de ellos en la provincia de Tarragona, dedican menos de 50 euros por habitante para cubrir los servicios sociales. Y, por lo tanto, están muy lejos de la cantidad mínima por habitante que una administración local debe destinar para que los ciudadanos tengan “unos servicios sociales dignos”, establecida en 100 euros anuales.


Vila-Seca, población turística que acoge el parque temático Port Aventura, es la ciudad que menos dinero destina a gasto social, con 19,54 euros por habitante en 2015. De hecho, es el tercer municipio de España que menos presupuesto dedica, sólo superada por Leganés -a la cabeza del Estado- con 14,91 euros y Los Barrios, en Cádiz, con 16,99 euros.


Le sigue el municipio gerundense de Olot, con un gasto de 31,44 euros. Tortosa (Tarragona), gasta 37,43 euros; Blanes (Girona), 43,37 euros; Vilassar de Mar (Barcelona), 43,99 euros; Salou (Tarragona), 45,60 euros; Calafell (Tarragona), 46,29 euros; Amposta (Tarragona), 46,48 euros; Barberà del Vallès (Barcelona), 48,06 euros; y Castelldefels (Barcelona), con 48,60 euros.


Estos datos, extraídos del último informe de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales, incorporan cifras del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas basados en los presupuestos de los ayuntamientos con más de 200.000 habitantes y corresponden al año 2015.


Los expertos consideran "pobres" a las administraciones que destinan menos del 60% del gasto medio de todos los ayuntamientos al gasto social por habitante. En 2015, este gasto medio fue de 60,15 euros por lo que ser "pobre" significa haber gastado menos de 36 euros por persona.


A los que ya figuran arriba se deben añadir el madrileño de Galapagar (19,08 €), Torre-Pacheco, en Murcia (20,97 €) o los municipios extremeños de Mérida (20,31 €), Don Benito (21,34 €) y Almendralejo (21,30 €).


BARCELONA Y MADRID, A LA CABEZA EN GASTO SOCIAL


En la otra punta están los ayuntamientos de Madrid y Barcelona, que son los que más dinero destinan a gasto social por habitante. Madrid destinó una media de 100,78 euros y Barcelona, con 149,8 euros.


Por otro lado, el informe destaca a tres localidades catalanas de más de 20.000 habitantes que son un ejemplo a seguir: Molins de Rei (104,64 €), Montcada i Reixac (103,31 €) y Martorell (103,12 €).


Otros ayuntamientos españoles bien preparados para atender las necesidades sociales de sus conciudadanos son Vélez-Málaga (120,41 €), Las Palmas de Gran Canaria (119,02 €), San Juan de Aznalfarache, en Sevilla (112,69 €), y Linares, en Jaén (111,04 €).

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH