viernes, 26 de febrero de 2021

​Munté renuncia al acta de diputada a causa del régimen de incompatibilidades del PDeCAT

|

Munt 9


La portavoz del Govern y consellera de Presidencia, Neus Munté (PDeCAT), ha dejado este lunes el acta de diputada de JxSí del Parlament, han informado fuentes del Govern.


Munté era diputada tras concurrir a las elecciones catalanas de 2015 en el número 8 de JxSí en la lista por la demarcación de Barcelona y deja el escaño para cumplir con el régimen de incompatibilidades del PDeCAT, ha publicado el diario 'La Vanguardia'.


Según el régimen de incompatibilidades de este partido, los dirigentes de la formación no pueden tener más de un cargo institucional y más de uno de partido, y hasta ahora Munté tenía dos institucionales: diputada y consellera.


La portavoz del Govern no tendrá a partir de ahora derecho a voto en los plenos, pero a la práctica seguirá asistiendo a los plenarios en calidad de portavoz y Consellera de Presidencia para presentar leyes y responder preguntas del a oposición.


En una entrevista de Europa Press en verano de 2016, Munté ya adelantó su intención de dejar el acta y afirmó que el grupo de JxSí en el Parlament agradecería "tener más manos para hacer el trabajo que tienen, que es mucho".


ÀNGELS PONSA, LA SUSTITUTA


Con la renuncia de Munté, el acta de diputada pasará a manos de Àngels Ponsa, que concurrió a las elecciones catalanas en el puesto número 43 por la lista de Barcelona, y tendrá que decidir si lo acepta, o deja correr un número más en la lista.


Licenciada en Historia del Arte por la Universitat de Barcelona (UAB), Ponsa es militante del PDeCAT y en el pasado fue diputada en dos ocasiones (2011 al 2012 y 2013 al 2015) y también concejal en el Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallès (1995 al 2003).


OTROS 4 AFECTADOS POR EL RÉGIMEN


Este régimen de incompatibilidades afecta a Munté como vicepresidenta del PDeCAT, pero también a otros cuatro miembros de la Ejecutiva que lidera Marta Pascal y que no han anunciado qué piensan hacer.


Se trata de Albert Batet, diputado de JxSí y alcalde de Valls (Tarragona); Lluís Guinó , diputado de JxSí y alcalde de Besalú (Girona); Montserrat Candini, diputada de JxSí y alcaldesa de Calella (Barcelona), y Elsa Artadi, directora general de Coordinación Interdepartamental de la Conselleria de Presidencia de la Generalitat.


Para cumplir el régimen de incompatibilidades, si quieren seguir siendo miembros de la Ejecutiva los tres primeros deberán decidir si dejan la Alcaldía o el escaño, mientras que Artadi deberá decidir si deja el Govern --las incompatibilidades establecen que una directora general no puede tener cargo en la dirección--.


Según los Estatutos del PDeCAT, entre las funciones del Consell Nacional del partido está la de aprobar "excepciones" al régimen de incompatibilidades por una mayoría de tres quintas partes, si es que los afectados lo solicitan.


Antes de que el Consell Nacional del partido tome una decisión, corresponde a la Comisión para la Calidad Democrática del PDeCAT emitir un informe sobre estas incompatibilidades, también en este caso si los afectados lo piden.


El régimen de incompatibilidades fue una de las cuestiones más espinosas del congreso de julio del PDeCAT, en el que se dio carpetazo a CDC, y, tras una propuesta de las juventudes aprobada de madrugada, se acordó que los dirigentes puedan ejercer un máximo de dos cargos -orgánicos o institucionales--.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH