domingo, 25 de agosto de 2019

​Los liberales del PDeCAT piden a Conesa que se cumpla el régimen de incompatibilidades

|

Conesa20


Llibergència --corriente liberal del PDeCAT-- ha pedido durante una cena con la presidenta del Consell Nacional del partido, Mercè Conesa, que garantice el espíritu fundacional con el que nació y se cumplan los acuerdos congresuales, como el régimen de incompatibilidades y las primarias. Así lo han explicado, a falta de una semana para el Consell Nacional de la formación, en el que debería cerrarse la polémica abierta por el régimen de incompatibilidades.


Este régimen fue una de las cuestiones más espinosas del congreso fundacional de julio, donde, tras una propuesta de las juventudes aprobada de madrugada, se acordó que los dirigentes del partido puedan ejercer un máximo de dos cargos, orgánicos o institucionales.


Después de que la vicepresidenta del PDeCAT y consellera de Presidencia, Neus Munté, haya dejado de ser diputada para cumplir con eso, siguen afectados por incompatibilidad el diputado y alcalde de Valls (Tarragona), Albert Batet; el diputado y alcalde de Besalú (Girona), Lluís Guinó; la diputada y alcaldesa de Calella (Barcelona), Monserrat Candini, y la directora de Cooperación Interdepartamental del Govern, Elsa Artadi --las incompatibilidades establecen que una directora general no puede tener cargo en la dirección--.


En la cena con Conesa, los liberales también defendieron construir un modelo de partido "de centro amplio social-liberal, con corrientes ideológicas organizadas y representadas en los órganos de gobierno" del PDeCAT.


Así, según las fuentes consultadas, consideran que los trabajos de la conferencia ideológica que prepara el partido para la primavera son una "gran ocasión" para hacer realidad sus propuestas.


Conesa coincidió en la necesidad de configurar un partido de centro amplio y que acoja distintas corrientes ideológicas, y defendió su modelo de sociedad basado en libertades individuales y protección social, según las mismas fuentes.


A la cena de Llibergència, con Marc Guerrero al frente, acudieron unas 50 personas, entre las cuales el diputado y presidente de la Fundació Llibertat i Democràcia, Jordi Xuclà; la presidenta de Dones Liberals, Joaquima Alemany, y el nuevo secretario de Difusión y Atención Ciudadana de la Generalitat, Antoni Molons.


Después de Conesa, el próximo 'Sopar Llibertat' que preparan es con el presidente del PDeCAT y expresidente de la Generalitat, Artur Mas, para febrero.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH