El 'tradicional' separatismo de la izquierda divide a Podemos

|

IglesiasErrejon


El congreso de Vistalegre II de Podemos se está centrando en las diferencias político-estratégicas que mantienen las principales corrientes del partido —pablistas, errejonistas y anticapitalistas—. Algo curioso cuando el partido se formó como herramienta política de una corriente social heterogénea, el 15M. Tras su experiencia en política Podemos ha terminado en una disputa de tradiciones ideológicas, siete en concreto: eurocomunismo, trotskismo, socialdemocracia, autonomismo, leninismo o ecosocialismo, con sus matices en cuestiones territoriales —federalismo, soberanismo y confederalismo—, sectoriales o sindicales.


En el propio seno de Podemos conviven dirigentes que proceden de diferentes tradiciones ideológicas de izquierda. El populismo no tiene cabida en la lista, aunque condicione hacia posturas más pragmáticas y posibilistas, vinculadas a la socialdemocracia y al revisionismo 'light' del eurocomunismo.


Tras el congreso constituyente de Vistalegre I, se incidió en perfiles provenientes tanto del activismo como de la política de partidos que aportasen experiencia, y se incorporaron personas cercanas a IU y al PSOE, además de otras fuerzas de ámbito autonómico como el BNG, Anova, ICV, Mès, Izquierda Castellana o el SAT (como parte de la CUT). De cara a las generales del 20-D hubo una segunda vuelta de fichajes que se centraron en caras reconocibles de izquierda y centro-izquierda. En el último año, las incorporaciones se han inclinado más hacia el entorno del PCE y sus juventudes comunistas, siendo un claro ejemplo de ello el renovado equipo de asesores de Pablo Iglesias.


El tradicional separatismo de las izquierdas hace mella en Podemos esta vez, con un claro sello errejonista. Algo que no se percibió durante el ciclo electoral donde las tradiciones eurocomunista y leninista convivieron dejando de lado sus propios intereses. Eso sí, Pablo Iglesias siempre ha tenido una marcada posición en la vía leninista, tras su militancia en las juventudes comunistas. El secretario general asume la estrategia obrerista, antagonista con el PSOE y basada en la construcción del bloque histórico político y social.


Los miembros de la promotora del partido provenían de estas tradiciones, pero también del autonomismo y el postobrerismo que Pablo Iglesias teorizó en su tesis doctoral coincidiendo con su activismo en el movimiento antiglobalización, e incluso del trotskismo. Esta última corriente es la que identifica al sector anticapitalista, que se autodenomina revolucionario.


LOS ANTICAPITALISTAS DE PODEMOS


La línea trotskista de los Anticapitalistas, y su hoja de ruta revolucionaria, fue la única que rechazó diluirse en favor de la estrategia populista tras Vistalegre I. No sin asumir conflictos internos y priorizando su coherencia ideológica sobre la presencia en puestos de dirección, en la que no fueron integrados.


Teresa Rodríguez, una de las caras visibles de Anticapitalistas, fue la primera en redefinir ideológicamente Podemos, defendiendo el “socialismo” en los documentos políticos con los que revalidó su liderazgo en las primarias andaluzas. Ahora, de cara al congreso de Vistalegre II, los documentos que ha presentado este sector recuperan la lucha de clases, el conflicto social y la colectivización de los bienes comunes.


Si Pablo Iglesias ha vuelto a su tradición ideológica, desprendiéndose del populismo, Íñigo Errejón ha asentado su proyecto en una línea que bebe tanto de la socialdemocracia como del carrillismo, definida por Iglesias como “comunismo de derechas”.


Como ha recalcado el secretario general en más de una ocasión durante los últimos meses sobre el número dos: "Íñigo y su gente se incorporaron después al proyecto y vienen de otras tradiciones". De ahí que algunas voces autorizadas equiparan también el errejonismo al Partido Democrático de la Nueva Izquierda (PDNI), que, liderado por López Garrido, se escindió de la IU de Julio Anguita tras su fallido intento de “renovar la izquierda” para tender puentes con el PSOE.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH