Inipro facturó en 2010 por trabajos que no puede justificar

|

Inipro 1


La información que ha obtenido el juez que instruye el Caso Inipro, Joaquin Elias, deja en evidencia que habría facturado en 2010, el importe total del contrato anual, antes de que se realizaran los trabajos encomendados por el Instituto Municipal de Servicios Sociales de Tarragona. El perito del Ministerio de Hacienda explica, al titular del juzgado de Instrucción número 1 de Tarragona, que la memoria de actividades presentada "no permite afirmar" que el servicio contratado "se haya prestado". Esto porque, ningún documento es capaz de "corroborar o comprobar la efectiva realización de las acciones que en la memoria se describen como reuniones con asociaciones, conferencias, etc.".


El contrato entre el IMSS y Inipro se firmó el uno de septiembre de 2010, por un importe de 61.0511euros y por un plazo de un año. En ese mismo año, Inipro emitió cuatro facturas con la totalidad del presupuesto contratado. La primera el 30 de septiembre y la última el 27 de diciembre.


En las cuatro facturas el concepto es coincidente: "Servicio de intervención y potenciación del asociativismo de población recién llegada al municipio de Tarragona". El interventor del estado alerta al juez por el hecho de que "Inipro habría ejecutado en cuatro meses la totalidad del servicio contratado, previsto para 12 meses".


Aunque el contrato era de un año, del 1 de septiembre de 2010 al 31 de agosto de 2011, "Inipro facturó el importe total del contrato en 2010". Las facturas fueron liquidadas por el IMSS después de que el director-gerente Antonio Muñoz las firmara y autorizara.


Inipro emitió al IMSS nuevas facturas en un total de 102.607 euros, cuando estaba vigente el contrato firmado. La primera el 1 de febrero de 2011 y la última el 20 de diciembre del mismo año. El concepto de las primeras facturas (de febrero a mayo de 2011) es el mismo que consta de las emitidas de septiembre a diciembre de 2010. En las últimas facturas, emitidas de septiembre a diciembre de 2011, se pone como concepto: "Desarrollo comunitario y recién llegados ".


El perito informó que no hay ningún nuevo contrato con Inipro para continuar con el servicio, ni ningún documento que justifique las facturas emitidas por la empresa en 2011, las cuales suponen un incremento del 81,63% respecto al importe facturar en 2010.


Intervención del estado pide la especial atención del juez por el hecho de que "las resoluciones del alcalde de Tarragona convalidan la prestación de unos servicios que su realización no queda acreditada". También se comenta que el alcalde sólo incurriría en un enriquecimiento injusto a favor del IMSST si Inipro hubiera realizado las tareas encomendadas por el ente municipal.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH