martes, 18 de febrero de 2020

La brecha salarial entre hombres y mujeres alcanzó en 2014 su máximo histórico

|

Brechasalarial


La brecha salarial entre hombres y mujeres ascendió hasta el 26% en 2014, alcanzando su máximo desde 2008, según consta en el primer informe sobre desigualdad de salarios elaborado por la Generalitat basándose en los últimos datos de la Encuesta anual de estructura salarial del Instituto Nacional de Estadística (INE).


Lo ha explicado este miércoles en rueda de prensa la consellera de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Dolors Bassa, quien ha alertado de que la desigualdad salarial entre hombres y mujeres es una realidad en todos los tramos de edad, los niveles de formación y también en todos los sectores de actividad, y ha considerado que es una "calamidad y una lacra" que hay que combatir con planes de igualdad en las empresas.


La brecha del 26% es la más elevada de toda la serie histórica analizada en el informe del Govern, que parte de 2008, cuando se situó en el 24,4%, una cifra que se redujo en los dos años siguientes pero ascendió hasta el 25,8% en 2011 y volvió a bajar en 2012 (24,8%) y 2013 (25,1%).


Esta cifra está calculada mediante el salario medio bruto anual de 2014, que para los hombres fue de 27.477 euros y para las mujeres de 20.324, mientras que si se tiene en cuenta el precio por hora trabajada, la brecha salarial se sitúa en el 15,9%, lo que pone de manifiesto el efecto de una tasa de parcialidad femenina que casi triplica la masculina, según destaca el informe.


A partir de los 35 años, la ganancia por hora de las mujeres se mantiene estancada, lo que se puede atribuir a la influencia en su carrera laboral de la conciliación de la vida laboral y personal, una de las causas de que las mujeres cobren menos que los hombres, junto a la escasa presencia de mujeres en los puestos de liderazgo y dirección, ha señalado Bassa.


Ha alertado de que esta diferencia salarial tiene un efecto directo en las prestaciones, y ha puesto como ejemplo las pensiones por jubilación (1.900 euros para hombres frente a 1.300 para mujeres), las de discapacidad (1.000 frente a 800) y las prestaciones por desempleo (890 frente a 740 euros).


POR SECTORES 


Por tipo de empleo, la mayor brecha salarial de género se registra en servicios de restauración, personal y vendedores, donde alcanza el 27%, mientras que la más baja se registra en ocupaciones elementales (14,7%), lo que se debe a que los sueldos son bajos tanto para hombres como para mujeres.


En las empresas privadas aumentan las diferencias salariales en comparación con las empresas públicas (18,2% frente al 12,5% de brecha salarial, respectivamente) y la brecha también es más elevada en empresas pequeñas (de hasta nueve trabajadores, con el 21,2%), mientras que la diferencia más baja se registra en empresa de 50 a 99 trabajadores (11,7%).


SEGÚN CCOO, UNA MUJER TENDRÍA QUE TRABAJAR 109 DÍAS EXTRA AL AÑO PARA COBRAR LO MISMO QUE UN HOMBRE


El salario anual de las mujeres debería incrementarse un 30% para equipararse al de los hombres. O lo que es lo mismo, ellas deberían trabajar 109 días más al año para cobrar el mismo sueldo que los varones por igual trabajo o por un trabajo de igual valor, según un informe de CC.OO.


De acuerdo con este estudio, la ganancia media anual de las mujeres en el año 2014 fue de 19.744 euros, casi 6.000 euros menos que la de los hombres, de manera que el salario medio masculino (25.727 euros anuales) equivalía en dicho ejercicio al 130% del salario femenino.


El sindicato atribuye el menor salario de las mujeres a factores como el tipo de jornada, la modalidad de contrato, la edad, la ocupación o el nivel de estudios.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH