Educare XXI, del grupo Inipro, no paga las nóminas a las trabajadoras de las guarderías de Sitges

|

LamoixigangaSitges


CatalunyaPress.- Ayuntamiento de Sitges y Educare XXI continúan varados en la negociación del conflicto en los hogares de infants. L'empresa del grupo INIPRO, debe el 60% de la nómina de febrero a las trabajadoras de las dos hogares de niños públicos de Sitges, la Moixiganga y el Cercolet. Además tiene una deuda con el ayuntamiento de Sitges que no quiere reconocer.


Tras la reunión entre el Ayuntamiento y los responsables de Educare XXI poco han cambiado las cosas, pero ambas partes mantienen abiertas las conversaciones. La institución espera una respuesta de la empresa sobre el reconocimiento de la deuda, ya la vez entiende que esta negociación no debe condicionar el pago de las nóminas a las trabajadoras al que está obligada por contrato.


Por otra parte, la treintena de trabajadoras consideran "insuficiente" y una "vergüenza" el abono del 40% de las nóminas pendientes del mes anterior, y temen que el retraso de los salarios se repita a finales de marzo. Por este motivo, la plantilla ha iniciado acciones legales contra Educare XXI, al que denunciará a Inspección de Trabajo, mientras ha comenzado a tramitar la documentación para convocar una huelga.


El concejal de Educación, Eduardo Terrado, hizo balance del encuentro destacando que espera que la empresa cumpla y no descartando, en el peor y menos deseable de los casos, intervenir el servicio. Más allá de eso, "nadie ha podido garantizar que las trabajadoras cobren de inmediato el 60% de la nómina de febrero que queda pendiente, después de que la empresa les pagara el 40% esta semana".


El Ayuntamiento ha advertido que puede poner sobre la mesa la documentación que justificaría que la empresa le abonará un dinero que el Ayuntamiento pagarle de más en su día. Sobre la hipótesis de que el Ayuntamiento haya de intervenir en el servicio, el concejal de educación ha confirmado que podría hacerlo pero que difícilmente la solución al pago de las nóminas sería "de un día para otro".


Mientras tanto, la empresa concesionaria ha puesto sobre la mesa el día 16 de marzo como fecha límite para resolver el conflicto económico con el Ayuntamiento. La compañía apunta que este día es cuando finaliza el plazo que la ley da de margen antes de dejar de prestar el servicio a los hogares ante la acumulación de meses impagados por parte del consistorio. De esta manera, Educare XXI advierte que, a 16 de marzo no hay un acuerdo, la empresa podría abandonar la concesión.


Educare XXI Y EL CASO INIPRO


Educare XXI pertenece al grupo INIPRO (Iniciativas y Programas) y para gestionar durante los últimos 7 años todas las guarderías de Viladecans ha endosado la friolera de más de 13 millones de euros de los bolsillos de los ciudadanos de este municipio del Baix Llobregat ante la mirada impasible de su alcalde, Carlos Ruiz.


El objetivo del grupo Inipro es la gestión de los servicios sociales y educativos de los municipios, empezando, por ejemplo, para las guarderías. Tiene su sede en Viladecans, población del cinturón barcelonés donde los investigadores han pedido cuatro expedientes económicos vinculados con la empresa relativos a los años 2007 y 2008.El su fundador, Ricardo Campà, histórico militante del PSC, también estaba imputado pero murió. Por lo tanto, el caso Inipro pelota sobre los dos ayuntamientos, el de Tarragona y el de Viladecans.


El caso arrancó con una denuncia de la CUP en la Oficina Antifraude de Cataluña 2013. Más tarde, la Fiscalía asumió el caso y pasó a manos del magistrado Elías.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH