Educare XXI del grupo INIPRO ha cobrado 13 millones de euros por gestionar las guarderías de Viladecans

|


CatalunyaPress.- EDUCARE XXI pertenece al grupo INIPRO (Iniciatives i Programes) y por gestionar durante los últimos 6 años todas las guarderías de Viladecans se ha endosado la friolera de más de 13 millones de euros de los bolsillos de los ciudadanos de este municipio del Baix Llobregat ante la mirada impasible de su alcalde, Carlos Ruiz. 

El caso es que la historia comienza cuando el 31 de julio de 2008 finalizaban los contratos de gestión de las Guarderías de Viladecans. Por eso, unos meses antes, el 21 de abril, la Junta de Gobierno de Viladecans, decidía aprobar el expediente administrativo para la adjudicación mediante procedimiento abierto y concurso de esta concesión y aprobar los pliego de cláusulas administrativas particulares de la explotación de la Guardería “La Ginesta”, “La Muntanyeta”, “La Marina” y “La Pineda” por un importe total de 1,9 millones de euros anuales. Lo hacía distribuido en cuatro lotes de cerca de 450.000 euros cada uno y con cargo a los presupuestos de 2008, 2009, 2011 y 2012. Es decir un concurso por un período inicial de 4 años, prorrogables anualmente, sin que la vigencia total del contrato, incluidas las prórrogas, pudiera exceder de los 8 años. Es decir, la última prórroga estaría a punto de caducar en julio del 2016. ¿Se volverá a presentar la misma empresa?


El caso es que en junio del 2008, siendo segundo teniente de alcalde del ayuntamiento en representación de ICV-EUiA, David Massana, y tercero, Joaquin Guerrero responsable de las áreas de Alcaldía y Economía se aprobó la adjudicación de este contrato a la empresa EDUCARE XXI SL, ligada a una vieja conocida de nuestros lectores, Iniciatives i Programes (Inipro) por un importe anual total de 1.864.148,99 euros, que incluía además el servicio de ludoteca de la guardería La Marina.


Un año después, el 2 de junio de 2009 la junta de gobierno y como consta en el acta 20/2009 de la misma, se aprobaron a favor de EDUCARE XXI SL una serie de facturas por compra de material bajo el concepto de “primera instalación” de la Guardería La Pineda y por importe de 43.000 euros extra. Entre estos gastos se encontraban facturas por la compra de ordenadores a la empresa Micromat de Viladecans, por importe de 3.555,40 euros y de aparatos electrónicos a la empresa Calbet de 2.169 euros.


Ese mismo año, pero en diciembre y siendo ya primera teniente de alcalde, la socialista, María Salmerón y segundo teniente el ecosocialista, David Massana y aplicando la cláusula 45 del pliego administrativo, EDUCARE XXI SL recibió en concepto de “prima por la mejora de la gestión” la cantidad de 3.364,96 euros adicionales además de los 1,5 millones de euros que ya había recibido por gestionar las cuatro guarderías de Viladecans. Ingresos que provenían de los servicios pagados por las familias y la aportación soportada por el Ayuntamiento.


Un año y medio después de la concesión a EDUCARE XXI Sl, el 20 de diciembre de 2010 en otra junta de gobierno, presidida por el alcalde, Carles Ruiz y en la que se hizo una revisión de los precios anuales del contrato en atención a la cláusula 19 de “revisión de precios”. Mediante la misma se reconoce el derecho de EDUCARE XXI SL a una revisión de precios en la concesión en función del IPC estatal anual. Basándose en una subida desde el área económica del Ayuntamiento de Viladecans se aceptó una revisión al alza del contrato que consistió en una subida de 30.106 euros más, correspondiente al 1,01615 de coeficiente aplicado al canon anual y a petición de la entonces teniente de alcalde del Área de Economía y Gestión Interna, Maria Salmerón.


En marzo del 2011 llama la atención que el ayuntamiento le hiciera constar a EDUCARE XXI SL que debía retornarle un importe de 19.464,34 euros por las aportaciones realizadas de más en la guardería La Ginesta y La Muntanyeta. Y además la empresa recibió un 10% de prima de gestión que aquel año ascendió a la gran cifra de 60,30 euros, por la generación de un ínfimo superávit anual.


Posteriormente, el 16 de abril de 2011y gracias al informe favorable del departamento de Educación del Ayuntamiento de Viladecans en el que se afirmaba que EDUCARE XXI SL había cumplido correctamente con todo lo que se establecía en las cláusulas administrativas del contrato y con las justificaciones “de los desvíos de ingresos y gastos de los servicios efectivamente realizados” se le pagó puntualmente a la empresa los servicios prestados añadiendo 1.555,14 euros para compensar el exceso de aportaciones avanzadas.


Durante ese curso escolar el cálculo de la prima de gestión fue del 0%, puesto que se dio un importe negativo en relación a la gestión de las guarderías que ascendió a -2.230,93 euros. Y claro según la cláusula 45, EDUCARE XXI, no tenía derecho a recibir ninguna prima y tampoco a abonar nada al Ayuntamiento por el empeoramiento de la gestión.


En julio del 2012 el Ayuntamiento le pidió una reducción en el coste total del contrato a la empresa por un importe de 31.099,50 euros , aunque por ampliación de 40 plazas en La Marina y La Ginesta el precio del contrato volvió a quedarse en la cifra de 1.894.970,31 euros. Ambas cosas junto que el representante de la empresa renunció a realizar ninguna revisión de precios al alza durante la prórroga del contrato, supusieron la prorrogación del contrato hasta el 31 de julio de 2013. Es decir por un año más y teniendo como responsable de vigilar el contrato a Rosa Gallardo, que como ya saben fue ex apoderada de la empresa madre de EDUCARE XXI SL, la empresa Iniciatives i Programes (Inipro).


En diciembre de 2012 se procedió al pago de gastos de las guarderías en donde la gestión de EDUCARE XXI SL fue pésima dándose unos resultados de -29.408,28 euros, por segundo año consecutivo. ¿Hubo consecuencias para Educare XXI?, ninguna.

Pero 2013 fue un año convulso para Educare XXI puesto que se produjo el despido de la directora y varias trabajadoras de la Guardería La Marina en extrañas circunstancias que llevaron a los Juzgados a Educare XXI y los titulares de los periódicos, porque quién sustituyo a la directora era la sobrina de una concejala del Ayuntamiento encargada de la dinamización de personas de la tercera edad, Josefa Miret Llauradó. Además de constatarse que otra de las personas contratadas por EDUCARE XXI y que responde a las siglas de DP era hija de un sargento de la Policía Local. En aquel momento EDUCARE XXI mantuvo un escrupuloso silencio.


Silencio que también mantenía por ese mismo año, 2013, Iniciativas y Programas SL (INIPRO) cuando varios medios de comunicación se hicieron eco de una posible "contratación irregular al menos durante los años 2011 y 2012 de Iniciativas y Programas en Tarragona". En ese momento saltó a la palestra un viejo conocido de los medios de comunicación Ricard Campà, administrador de Educare XXI e Iniciativas y Programas, quien concurrió a las elecciones al Parlamento de 1988 por la circunscripción de Lleida. Entonces fue cuando salieron a la luz esas presuntas irregularidades en la contratación de Inipro que le costó el puesto de trabajo al entonces gerente del Instituto Municipal de Servicios Sociales de Tarragona, Antonio Muñoz, quien presentó su "renuncia irrevocable a la presidenta del organismo".


Algo que es muy similar a lo que ha acontecido en Viladecans, con el primer teniente de alcalde, Joaquim Guerrero, la semana pasada al personarse la Guardia Civil tanto en las dependencias del Ayuntamiento como en la propia sede del PSC y la sede social de EDUCARE XXI que comparte con INIPRO.


Curiosamente Iniciativas y Programas SL, una de las varias empresas establecidas como grupo en Viladecans y que cuenta con Ricard Campà como administrador común, además de gestionar las guarderías públicas de este municipio del Baix Llobregat a través de Educare XXI, como Iniciativas y Programas ganó cuatro concursos públicos en 2013 en el Ayuntamiento de Viladecans por un importe total de 616.687,38 euros, en base a proyectos tales como: servicios de dinamización de Can Xic, servicios de información, concienciación y orientación civica comunitaria, desarrollo de diversas actuaciones concretadas en programas educativos del Ayuntamiento y servicios de prevención del absentismo escolar para el curso 2013-2014. Además de aprobársele la segunda prórroga anual del contrato de las Guarderías hasta el 31 de julio de 2014 y por un importe anual de 1.894.970,31 euros exactamente el mismo que en la primera prórroga. Si se fijan, la operación siempre se hace en la junta de gobierno, no en el pleno.


Para sufragar que la Generalitat dejó de financiar las Guarderías en marzo del 2014 la Junta de Gobierno aprobó un incremento de las tarifas en ellas, que se mantendrían hasta julio de 2015. Dejando el coste para las familias del servicio escolar en 198,54 euros y el servicio de comedor de los niños en 102,99 euros. Poco después, en junio de 2014 se aprobó la tercera prórroga del contrato a Educare XXI Sl hasta el 31 de julio de 2015 y por un importe de 1.894.970,31 euros.Unos días después el 28 de julio de 2014 se le concedió una prima por buena gestión a EDUCARE XXI de 1.277,53 euros.


Así que haciendo números, por lo bajo, desde que en 2008 se le concedió el concurso de guarderías a EDUCARE XXI y hasta el 31 de julio de 2015, las arcas de esta empresa solo de la concesión de las cuatro guarderías de Viladecans ingresaron la friolera de más de 13 millones de euros. Concretamente 13.203.147 euros. Interesante, ¿verdad?


EL AYUNTAMIENTO DE VILADECANS PROMOCIONÓ EN 2011 A LA EMPRESA INICIATIVAS Y PROGRAMAS


En 2011 Can Calderón, el espacio de Promoción Económica del Ayuntamiento de Viladecans, y donde Iniciatives i Programes prestaba asesoramiento promocionando un video de esta misma empresa abanderándola como ejemplo en la gestión de servicios y proyectos. Curioso, ¿verdad?


             (Vídeo extraído de la promoción de Iniciativas y Programas a través de la web de Can Calderón)


Y lo hizo con este sugerente texto:


"Hoy os queremos hablar de una empresa que se fundó en Viladecans en 1990. Una empresa que comenzó a trabajar proponiendo programas de ámbito social, diseñando proyectos culturales, llevando a cabo planes formativos para personas en paro y colectivos en riesgo de exclusión, principalmente desarrollados con las administraciones locales.


Y ahora os estaréis preguntando cuánto tiempo tardó en hundirse una empresa la facturación principal dependía de las administraciones públicas y que trabajaba en el ámbito social y cultural. Pues no. Sorprendentemente y como puede sentir el vídeo, Iniciativas y Programas ha ido creciendo hasta convertirse en un grupo empresarial que ha diversificado sus actividades, que tienen en marcha 70 proyectos en diferentes ámbitos en Catalunya y que mueve más de 360 personas en los sus equipos. Lo que no ha variado en estos 23 años de vida de la empresa ha sido su compromiso con la sociedad que les rodea y para la que trabajan, ni los objetivos y los valores que impregnan sus actuaciones: generarparticipació, mejorar la convivencia, motivar y dar oportunidades a los jóvenes y los menos favorecidos y, en definitiva, añadir valores sociales a los proyectos que llevan a cabo. El vídeo lo hizo la empresa cuando llegó a la mayoría de edad y le pusieron un título muy significativo, con un mensaje que explica mucho de ellos mismos: "(+18) años de utopías concretas".


Datos de contacto

Dirección: Av. Robledal 63-65, Viladecans

Tel .: 93 637 21 nov

E-mail: iniciatives@inipro.es

Contacto: Ricard Campàs

1 Comentarios

1

Pues recuerdo que en varias guarderías echaron a las directoras para colocar a familiares de concejalas

escrito por enrique 12/may/16    10:52

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH