viernes, 15 de noviembre de 2019

Barcelona prohibirá la entrada de vehículos contaminantes de lunes a jueves

|

La contaminación causa hasta 3500 muertes prematuras en el Área Metropolitana de Barcelona


Los coches sin etiqueta ambiental de la DGT, los más contaminantes, no podrán circular entre las 7.00 y las 20.00 horas de lunes a jueves en episodios de contaminación desde diciembre en Barcelona --excepto barrios de Collserola y la Zona Frana--; la mayor parte de L'Hospitalet de Llobregat y Sant Adrià de Besòs, y las áreas de Cornellà y Esplugues de Llobregat entre las rondas.


El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) y los cinco municipios han acordado las restricciones de circulación para esta zona de bajas emisiones del ámbito de las rondas durante episodios de contaminación, de los que se registran un máximo de tres al año y duran entre un y tres días, han destacado este miércoles en un comunicado.


Los vehículos sin etiqueta son turismos de gasolina anteriores al 2000 y diésel de antes de 2006, que serán los que no podrán circular, a partir de diciembre ya que se hará una exención temporal a las motos mientras no se entreguen las etiquetas, y a furgonetas, sólo prohibiendo en esta franja horaria las anteriores a 1997.


También podrán circular sin tener en cuenta esta restricción e independientemente de la etiqueta ambiental durante los episodios --que decreta la Generalitat-- los vehículos de emergencias, los de personas con movilidad reducida y los de servicios esenciales, además de camiones, autocares y autobuses, que se reevaluarán para el protocolo 2018-2019.


La restricción será a partir del día siguiente de la declaración del episodio hasta el día de su fin, y por el momento será de lunes a jueves --el horario de los viernes está pendiente de ajustar--, como indicará la señalización que se instalará en salidas de las rondas y en ámbitos urbanos, además de en carreteras, algo que Barcelona y AMB pedirán a la Generalitat y al Servei Català de Trànsit (SCT).


El AMB y los cinco ayuntamientos crearán en septiembre una comisión permanente para controlar el desarrollo operativo de la zona de bajas emisiones, y también se formalizará un protocolo de activación de las restricciones para que, cuando se declare un episodio, se pongan en marcha todas las actuaciones previstas.


FUTURAS RESTRICCIONES PERMANENTES 


Estas restricciones sólo se aplicarán por el momento en casos de episodios de contaminación, pero irán convirtiéndose en permanentes, empezando por los turismos Euro 1 y las furgonetas Euro 1 en enero de 2019 y después afectando a todos los vehículos sin etiqueta de la DGT en enero de 2020, cuando estarán desplegadas iniciativas de impulso del transporte público y otras medidas alternativas y compensatorias.


La teniente de alcalde de Ecología de Barcelona, Janet Sanz, ha destacado que combatir la contaminación es una prioridad de salud pública: "No podemos permitirnos los actuales niveles de emisiones".


Hay que tomar medidas valientes y estructurales para revertir esta situación", ya que no aplicarlas sería una irresponsabilidad, según ella.


El vicepresidente de Transporte y Movilidad del AMB, Antoni Poveda, ha recordado que la contaminación está asociada con más de 3.000 muertes prematuras anuales en el entorno metropolitano, y ha advertido: "Los continuos incumplimientos de otras administraciones no servirán, porque desde el AMB no eludiremos nuestra responsabilidad".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH