Tres barcos para más de 3.000 policías atracan a los puertos de Barcelona y Tarragona

|

Policía Puerto Barcelona

Las primeras unidades de antidisturbios de la Policía Nacional desembarcan en Barcelona.


Tres barcos han atracado este miércoles en los puertos de Barcelona y Tarragona para dar alojamiento a policías los próximos días con la vista puesta en el referéndum del 1 de octubre. Así lo han confirmado fuentes del puerto de Barcelona en TV3.


Un barco contratado por el Ministerio del Interior con capacidad para 1.000 pasajeros ha atracado en el muelle de Lepanto, una zona que habitualmente no se utiliza para embarcaciones de este tipo. Inicialmente, el puerto no había dado permiso al barco para atracar y hacer una estancia larga, pero han recibido una petición oficial del Ministerio del Interior y ha acabado entrando este miércoles por la mañana.



En el caso del segundo barco, fuentes de Territorio han informado de que ha optado por Barcelona después de que se le ha denegado el permiso para atracar en el puerto de Palamós, que tiene menos espacio. Esta nave, llamada Moby Dada, ha llegado a la capital catalana hacia las seis de la tarde del miércoles.



Algunos trabajadores del puerto barcelonés se han mostrado en desacuerdo con la presencia de los barcos. De hecho, los estibadores de Barcelona han decidido en asamblea no operar un buque amarrado en el puerto de la capital catalana para alojar agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil.


En su cuenta de Twitter, la Organización de Estibadores Portuarios de Barcelona ha afirmado: "Reunidos en asamblea, los estibadores de Barcelona hemos decidido en votación no operar el buque Raphsody. En defensa de los derechos civiles".



SITUACIÓN QUE SE REPITE EN TARRAGONA


En el puerto de Tarragona la situación se repite. Hacia la una de la tarde de este miércoles otro barco por orden del Estado ha atracado. Se trata del Ferry Azurro, de la Compañía Grande Navi Veloci.


El barco tiene 500 cabinas y capacidad para más de 2.100 pasajeros. En los últimos días, el contingente de policías alojados en un hotel de Reus han quejado de las molestias que les causaban grupos de independentistas que no les dejaban dormir.


Estas informaciones coinciden con el hecho de que las direcciones generales de la Policía Nacional y la Guardia Civil han ordenado la modificación del régimen de vacaciones, permisos, licencias, jornada laboral y horarios de los efectivos destinados a Catalunya o que están desplazados en comisión de servicio.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH