​El vínculo entre la capacidad auditiva y aprender a leer puede adelantar el diagnóstico de la dislexia

|

Aprenderaleer

Estudio sobre dislexia


Investigadores del Centro Vasco sobre Cognición, Cerebro y Lenguaje (BCBL, en sus siglas en inglés) ha demostrado la relación entre la capacidad auditiva de los niños y su habilidad para aprender a leer, un hallazgo que puede abrir una nueva vía para detectar precozmente el riesgo de dislexia.


Este trastorno cognitivo de origen neurológico se caracteriza por la dificultad para el reconocimiento de las palabras, problemas de descodificación y de escritura, y una limitación de la comprensión lectora. Y el mayor hándicap es que, en la mayoría de ocasiones, se detecta de forma tardía.


De hecho, en la actualidad para diagnosticar la dislexia es necesario esperar a que los niños cumplan los 9 años de edad, según explica la investigadora Paula Ríos-López, responsable de este trabajo que publica la revista 'Frontiers in Psychology'.


En el estudio participaron un total de 40 niños de segundo y quinto de Educación Primaria. Y para demostrar la relación entre la habilidad para aprender a leer y las capacidades auditivas, los sujetos fueron expuestos a una pseudopalabra (una palabra inventada y sin significado), que los niños tenían que repetir verbalmente tras ser preguntados por ellas.


La prueba experimental determinó que dicha palabra se comprendía mejor cuando iba precedida de frases elaboradas únicamente con información prosódica, es decir, aquellas en las que la única información eran los ritmos y las entonaciones y que no incluían fonema alguno.


MEJOR CON INFORMACIÓN PROSÓDICA


Tal y como apunta la experta, los niños que demostraron en el test de habilidad lectora una peor puntuación, fueron los que recibieron más ayuda de la frase con información prosódica para comprender y repetir con éxito la pseudopalabra.


En este sentido, los niños que no procesan de manera óptima las ondas de frecuencia baja --tonos, acentos y entonaciones del lenguaje-- tienen mayores dificultades para decodificar correctamente los fonemas y palabras, lo que se relaciona directamente con la capacidad lectora y los posibles trastornos de la misma.


"El ritmo ofrece al cerebro las claves necesarias para focalizar la atención auditiva en los momentos en los que aparece información relevante para la percepción del habla (...) Cuando el cerebro predice la aparición de esa información, se sumerge en un estado excitable y despliega unas neuronas destinadas a acoplarse a la misma", explica.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH