“Capitalistas despiadados”, ministras incompetentes

Carmen P. Flores

EuropaPress 4945383 ministra derechos sociales agenda 2030 ione belarra interviene acto
Ione Belarra @ep

 

Hay gente que no sabe en cada momento el lugar que ocupa: que quiere estar en misa y repicando, que se cambia de gorro las veces que haga falta. Es de una doble versatilidad que pone los pelos de punta. Que esto suceda en un campo de fútbol, como hemos visto en más de una ocasión, donde el portero se desplaza a la portería contraria para rematar, tiene un pase, porque lo único que puede suceder es que en un contraataque rápido del equipo contrario le metan un gol. Será un drama, pero no pasa de eso. Otra cosa bien distinta es que, cuando un miembro o "miembra" del gobierno de España, en esta ocasión, se olvide de su cargo, se vaya a un mitin de partido - recordemos que estamos en campaña electoral-, se "venga arriba" teniendo delante suyo a un “público” rendido y se ponga a decir tonterías de tal calado que deje al resto de la ciudadanía exclamando: ¡Jesús! Qué tropa tenemos dirigiendo este país.


Este fin de semana, la máxima responsable de Unidas Podemos - con permiso de Pablo Iglesias, su mujer y la Verstrynge - y Ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, la volvía a liar en un mitin de partido. De esos populistas en los que siempre deja claro que “haz lo que nosotros decimos, pero no lo que hacemos”, porque eso solo es el privilegio de la pequeña cúpula de los que iban a cambiar España. La ministra, que se iba creciendo ante su auditorio, acusó a los presidentes de las cadenas de distribución de ser “capitalistas despiadados". "Es indecente que el señor Roig se esté llenando los bolsillos siendo un capitalista despiadado. Hay que decirlo claro, son capitalistas despiadados y tenemos que frenarles los pies". Lo soltó de carrerilla y se quedó tan a gusto. La demagogia es el arma habitual de los populistas de la cúpula dirigente del partido que usa el color morado como seña de identidad. Claro que el color está ya algo desteñido y desprestigiado.  


Pero es que esa misma semana, casualmente, su jefe y gurú podemita, el predicador Pablo Iglesias, ya había calentado el ambiente con su propuesta lanzada en esa radio del capitalista “comunista-independentista” Jaume Roures, en la que había propuesto la gran idea de crear supermercados públicos para que los gestione el Estado. Incluso hablaba también de cooperativas de trabajadores. Una idea que nos lleva una vez más a pensar que estos personajes piensan que están en Cuba, Venezuela, o cualquier otro país donde la democracia la asume el dictador que gobierna y el resto a callar, o a chupar del bote si pertenecen al reducido círculo del opresor. Esa es la realidad.


La pregunta que se hace mucha gente es: ¿Cómo es posible que una ministra del gobierno de España actúe de esta manera, poniendo etiquetas a los empresarios, enfrentándolos con su gobierno y ofreciendo una imagen tan deplorable? ¿Cuál sería el calificativo para Roures? ¿Cuándo el presidente Sánchez le va a parar los pies a estos incompetentes que lo único que saben hacer es degradar la política y las instituciones? Decía el escritor Francisco Ayala que “la incompetencia es tanto más dañina cuanto mayor sea el poder del incompetente”.


El presidente de Mercadona Joan Roig le ha respondido de una manera muy elegante: “Los empresarios son los que generan riqueza y bienestar y si después, a los que les toca gestionarla, si lo saben hacer, hay riqueza para todos; si no, hay enfrentamiento”. Hay una frase de la periodista francesa Françoise Giroud que dice: “La mujer será realmente igual al hombre el día en que se designe a una mujer incompetente para un puesto importante”.  Pues ese día ya ha llegado.


Manifestaba Goethe que “para conocer a la gente hay que ir a su casa”. Y eso es lo que se debe hacer con las podemitas, por partida doble:  ir a las sede del partido y a las casa y cuentas corrientes que tienen desde que forman parte de “la casta”, tanto en la vida política como en los cargos institucionales en los que están y de los que no están dispuestos a marcharse. Les gustan las buenas casas, el coche oficial y los sueldos que nunca cobrarán en la empresa privada. No está mal sino fuera porque ellos anteriormente habían criticado.


¿Alguien recuerda la gestión que está realizando la Belarra en su ministerio? La gestión de Montero es poca  y conflictiva. Unidas Podemos lo que pretende es cargarse al gobierno para sobrevivir en ese mundo bolivariano que piensan instaurar. Se equivocan, lo mismo que el PSOE si sigue permitiéndo los torpedos que cada semana lanzan directamente al inquilino del Palacio de la Moncloa. 
 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.



Más autores

Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH