jueves, 24 de octubre de 2019

El Gobierno sancionará al exconseller Puig por acudir a un acto en la oficina catalana en Bruselas

|

Lluis puig bruselas 18042018

Puig ha participado en un acto en la delegación de la Generalitat en Bruselas.


El exconseller de Cultura Lluís Puig ha participado este miércoles por la tarde en un acto que ha tenido lugar en la sede de la delegación de la Generalitat de Catalunya en Bruselas, la única delegación de la Generalitat en el exterior que el Gobierno mantuvo abierta tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución.


Desde el Ministerio de Exteriores han asegurado que el Gobierno tomará las medidas oportunas ante este hecho y que el mismo tendrá consecuencias.


La oficina de la Generalitat en Bruselas no había comunicado la celebración de este acto a pesar de que la Consejería de Exteriores de la Generalitat, de la que depende la delegación, está sujeta ahora mismo a la aplicación del artículo 155 de la Constitución.


La oficina de la Generalitat en Bruselas es la única delegación del Gobierno catalán que no se cerró, aunque su delegado fue cesado, y actualmente está en manos del 'número tres' del exdelegado Amadeu Altafaj.


En concreto, en el acto se ha presentado el libro 'Llibertat insubornable', sobre la biografía del escritor catalán Manuel de Pedrolo.


A finales de enero, el Gobierno dio la orden de no permitir la entrada del expresidente catalán Carles Puigdemont y de los exconsellers huidos entonces con él en Bélgica a la oficina de la Generalitat en la capital belga para reunirse con el presidente del Parlament, Roger Torrent.


"No se puede permitir que prófugos de la Justicia utilicen un local público", justificaron entonces fuentes diplomáticas.


Esta posición provocó que el presidente del Parlament y Puigdemont tuvieran que cambiar el lugar de su encuentro, que finalmente tuvo lugar en la sede de la Alianza Libre Europa (EFA), una agrupación de partidos nacionalistas e independentistas europeos.


TRIBUNAL BELGA


Puig y los otros dos exconsellers que permanecen en Bélgica -Meritxell Serret y Toni Comín- han participado a primera hora de la mañana de este miércoles en una audiencia ante el tribunal belga que debe tomar una decisión en primera instancia sobre las órdenes de detención y entrega emitidas por el magistrado del Tribunal Supremo, Pablo Llarena.


Sin embargo, la vista ha durado apenas 20 minutos y el juez ha decidido aplazar la comparecencia hasta el próximo 16 de mayo por el hecho de que la Fiscalía de Bruselas haya pedido más información a la Justicia española sobre el caso.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH