Arranca el juicio a los independentistas radicales de 'Desperdicis' por agredir a miembros de Barcelona con la Selección

|

Bcnconlaseleccion 1



El Juzgado Penal 16 de Barcelona juzga a partir del lunes 4 de junio una agresión de cinco miembros del grupo independentista y anarquista radical Desperdicis contra tres personas que estaban vendiendo merchandising en una carpa de Barcelona con la Selección al grito de 'Os vamos a matar, putos españoles de mierda'.


Según el relato de la Fiscalía, el 4 de junio de 2016, los cinco acusados propinaron patadas, puñetazos y empujones a las tres víctimas, y a una de ellas la tiraron al suelo y la continuaron agrediendo e insultando, y también destrozaron la carpa, dando patadas a sillas, mesas y el material de publicidad.


El fiscal especializado en delitos de odio y discriminación solicita condenas que van de tres años a tres años y nueve meses de cárcel para los cinco acusados por los presuntos delitos de pertenencia a grupo criminal, delitos contra la integridad moral, amenazas graves, lesiones, daños y hurto.


Mientras, la acusación particular, que representa el abogado José María Fuster-Fabra, solicita penas de hasta 12 años de prisión para los cinco acusados, que según su escrito de acusación, agredieron a los tres miembros de Barcelona con la Selección "movidos por el odio y la animadversión a todo lo que simbolice lo español".


Según el fiscal, al mediodía los cinco acusados estaban en una fiesta y supieron que en la confluencia de la avenida Meridiana y el paseo Fabra i Puig de Barcelona se había ubicado una carpa para vender banderas de la Selección española de fútbol y otro merchandising para hacer campaña para instalar pantallas gigantes para seguir la Eurocopa de Francia.


"HOSTIGAR Y HUMILLAR"


Así, de común acuerdo, planificaron atacar violentamente la carpa guiados por "la animadversión ideológica a todo aquello que representa España y lo español, y además por su voluntad de hostigar y humillar" a los voluntarios de Barcelona con la Selección.


Agredieron a los tres afectados con patadas, puñetazos y empujones, tras gritarles expresiones como 'putas españolas, fuera de aquí, os vamos a matar, putos españoles de mierda, iros a vuestro país', y aprovechando el desconcierto generado, según el fiscal, robaron material de propaganda y un bolso.


Poco después, mientras los tres voluntarios trataban de recoger material que había quedado repartido por el suelo, uno de los acusados pasó con su coche y se dirigió a ellos con expresiones como: '¿Qué es esto? Esto no debería estar aquí, fuera la bandera española, ¡puta España!'.


'Sois unos hijos de puta, aquí no tenéis que estar putos españoles', y les volvió a amenazar de muerte.


GRUPO CRIMINAL


El fiscal considera que el grupo Desperdicis es un grupo radical fundado en 2007 por personas vinculadas al movimiento red skin, caracterizado por suscribir "el independentismo revoluncionario y el anarquismo violento", y radicados en el barrio barcelonés de Sant Andreu de Barcelona.


Según el Ministerio Público, se integran como "colectivo ultra" en la grada de animación del club de fútbol Unió Esportiva Sant Andreu, y tienen como objetivo la lucha contra el fascismo y el capitalismo, y en los últimos tiempos han realizado ataques a personas y colectivos que defienden la unidad de España, y se han manifestado contra el proceso independentista.


El fiscal, en su escrito de acusación, considera a estos miembros del grupo Desperdicis como integrantes de grupo criminal y para justificarlo recoge numerosas agresiones e incidentes cometidos por distintos miembros y simpatizantes desde 2006 contra colectivos ideológicamente antagónicos y grupos ultras de fútbol.


Entre los actos, varios enfrentamientos con skinheads como uno en la Farinera del Clot en 2008, y contra los Boixos Nois en 2010 durante un partido de su equipo con el FC Barcelona B, así como un ataque a ultras en el barrio de Sants que habían participado en la manifestación de Montjuïc un 12 de octubre de 2013.


También vincula al grupo con una manifestación en el 2012 contra el Casal Tramuntana donde se intentó agredir a agentes de la policía, y una protesta contra la Librería Europa del librero filonazi Pedro Varela, así como un intento de agresión al presidente del club Sant Andreu por desavenencias con su gestión.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH