Zapatero pide trabajar desde la sentencia del Estatut de 2010 para resolver la crisis en Catalunya

|

Zapatero


El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha puesto como punto de partida para resolver el conflicto territorial en Catalunya revisar la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) de 2010 contra el Estatuto de Autonomía de Catalunya. "No habrá otro camino. Si queremos tener una voluntad de acercarnos, hay que partir del momento en el que se produjo la sentencia", ha advertido.


Zapatero, que ha inaugurado en la sede madrileña del Consejo General de la Abogacía del Estado las 'Jornadas para conmemorar el 40 aniversario de la Constitución', ha reivindicado que la reforma del Estatuto de Autonomía de Catalunya respetó el procedimiento para ello dispuesto en la Constitución, con un acuerdo en las Cortes Generales y en el Parlamento autonómico, sometido posteriormente a referéndum.


Según él, la negativa del entonces principal partido de la oposición, "que también es ahora el principal partido de la oposición", el PP, a participar en el proceso de reforma estatutaria supuso "la quiebra del consenso básico emanado de la Constitución del 78". Prueba de ello, señala, es que el PP "ha reflexionado en público sobre si hizo bien" en presentar un recurso de inconstitucionalidad contra el Estatuto catalán.


"Sigo discrepando de la sentencia del TC porque pienso que el Estatuto respetaba la Constitución", ha defendido Zapatero, aunque ha apostillado que desea vivir "en un país donde el presidente discrepe de una sentencia, pero la acate". "Si queremos recuperar el tiempo perdido, tenemos que volver a 2010", ha reiterado, y ha puesto como ejemplo de "solución política" cómo se afrontó el plan Ibarretxe.


SOLUCIONAR DESDE EL DERECHO CONSTITUCIONAL, NO DESDE EL PENAL


El expresidente ha apostado por abordar la reforma de la Constitución y ha pedido para ello "lealtad" al PP y a Ciudadanos (Cs) para poder construir un consenso. Para solucionar la crisis en Catalunya, ha dicho, es preciso modificar el Título VIII de la Carta Magna, de la organización territorial del Estado, y otorgar al país un nuevo periodo de "estabilidad y consenso" en el que quepan todas las "identidades y sentimientos".


Zapatero ha instado a todos los agentes políticos con responsabilidad en la actual situación a "hablar con toda crudeza" de la consulta soberanista del 9-N de 2014 impulsada por Artur Mas, del "disparate de las decisiones del Parlamento de Catalunya del pasado mes de septiembre", o del referéndum ilegal de independencia del 1 de octubre. "Hay que hablar con los reproches recíprocos que sean necesarios", ha dicho, y ha apuntado que la crisis catalana debe solucionarse "políticamente" desde el derecho constitucional y no desde el derecho penal.


Con el PSOE ahora en el Gobierno, Zapatero ha pedido al PP y a Cs "ser tan leales como el PSOE ha sido con las medidas que el Gobierno de Rajoy adoptó", como la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Catalunya. "Si este tema no es abordado con la misma perspectiva de generosidad, de pensar solo en el interés general y no en el regate corto, tendremos conflicto abierto, grave, para muchos años", ha avisado, y ha agregado que si cada fuerza política está "en su trinchera" nunca saldrán adelante reformas.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH