La oposición exige la dimisión de Colau por el auge del incivismo

|

AdaColau 5


La agresión a un turista por parte de un grupo de manteros ha sido el detonante de la última respuesta de la oposición a la política de seguridad del Ayuntamiento. Los grupos municipales del PDeCat, Cs, ERC y PSC han solicitado la celebración de una comisión extraordinaria el próximo miércoles 8 para reprobar a la alcaldesa y exigirle su dimisión.


Sin embargo, ningún grupo político ha planteado una moción de censura porque confían que en las próximas elecciones municipales se produzca un cambio de gobierno en Barcelona.


La primera en anunciar la reprobación ha sido Francina Vila, concejal del grupo municipal Demòcrata, que ha pedido la convocatoria de una comisión extraordinaria de presidencia y seguridad "para condenar la situación de deterioro de Barcelona tras la última agresión de manteros a un turista y las peleas en el barrio del Raval".


Vila ha acusado a Colau de "dejadez e incompetencia", ya que "no puede ser que haya una invasión del espacio público por parte de actividades ilícitas como la venta de latas o el 'top manta': esto pone en peligro la convivencia en nuestra ciudad".


Por su parte, el presidente del grupo de ERC, Alfred Bosch, ha apuntado que "Barcelona vive una situación de desbarajuste y de desgobierno de la vía pública con peleas, la venta ambulante, narcopisos y la circulación de vehículos que invaden la vía pública".


Ese es otro de los puntos en que coinciden todos los grupos de la oposición: el plan de choque del Raval no está funcionando correctamente y debería revisarse para una mejor implementación.


El portavoz municipal de Ciudadanos, Santiago Alonso, ha señalado que "el balance de la legislatura de Colau no puede ser más negativo: ha fracasado como alcaldesa y como responsable de seguridad. Que dimita y permita un cambio para evitar que la ciudad siga deteriorándose".


También el concejal socialista Jaume Collboni ha dicho que "Barcelona no merece una alcaldesa que se esconda ni una alcaldesa a tiempo parcial o ausente", y ha expuesto que "su balance al frente de la Guardia Urbana ha sido nefasto y ha abandonado barrios a su suerte".

SALIDA DE TONO


Para complicarlo aún más, Albert Arias, director del Plan Estratégico de Turismo de la capital catalana, envió "a la mierda" a los críticos con la gestión de Colau en un apunte de su cuenta personal de Twitter.


A la vista del revuelo causado por sus palabras, Arias pidió perdón y retiró el mensaje horas después, aunque este ya había circulado por redes.


Sin tu00edtulo

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH