Los escoltas de servicio en Catalunya reclaman formación ante la escalada de acciones de acoso

|

Pintadas casa llarena archivo

Pintada de Arran ante la casa atribuida al juez Llarena en Das (Archivo)


El acoso a altos cargos no nacionalistas en Cataluña se ha convertido en la tónica habitual de los últimos meses. El secretario de la agrupación territorial de Sociedad Civil Catalana (SCC) en Lérida, Oriol Casanovas, sufrió este jueves una agresión física en plena calle. Según revela este domingo el periódico ‘El Confidencial Digital’, los escoltas avisan de que les falta formación.


No se trata de un hecho aislado. Hace dos semanas, un grupo de independentistas increpó en Palafrugell (Girona) al magistrado del Supremo que instruye la causa del 1-O, Pablo Llarena. El juez se encontraba cenando con Alberto Fernández Díaz, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Barcelona y hermano del ex ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, junto a un grupo formado por una veintena de comensales.


Así, el clima de tensión y fractura que se vive en Cataluña, la situación de los políticos, jueces y fiscales ha generado una enorme preocupación. El juez Llarena, uno de los más implicados en causas judiciales relacionadas con el procés, es uno de los máximos exponentes.


La Fiscalía ha reclamado protección para él, al igual que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que ha denunciado que estos actos son “una manifiesta coacción sobre Llarena y su familia” que atentan contra su labor y que, además, no son una anécdota. Según el CGPJ, se están registrando “actuaciones similares” en varios juzgados y tribunales de Cataluña, y por ello ha pedido proteger al resto de jueces que ejercen en la comunidad.


Una situación similar llevan sufriendo desde hace meses los cargos políticos no nacionalistas en Cataluña, especialmente del PP y Ciudadanos. Albert Rivera, Inés Arrimadas o Xavier García Albiol han sido víctimas, con cierta asiduidad, de actos de acoso protagonizados por independentistas.


LOS AGENTES RECONOCEN SU FALTA DE PREPARACIÓN


En este contexto, según relata ‘El Confidencial Digital’, fuentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en Cataluña se han hecho eco de que los escoltas que protegen a altas personalidades en Barcelona han avisado a la Dirección General de la Policía Nacional de que no se encuentran suficientemente preparados.


En una carta remitida por la Confederación Española de Policía (CEP), los funcionarios adscritos a la Unidad de Escoltas de la Jefatura Superior de Policía de Cataluña denuncian “falta de formación cualificada”.


EL ÚLTIMO CURSO DE CAPACITACIÓN SE HIZO EN 2007


En los últimos meses, en el marco de la ‘Operación Ancla’, se ha enviado a una veintena de escoltas a Cataluña. Esto hace que la unidad de Barcelona cuente en estos momentos con una plantilla de unos 40 efectivos. Los policías que prestaban este servicio procedían de “Escoltas Especiales” de Madrid y ahora el servicio lo ha asumido Barcelona.


No obstante, alertan de que, desde el año 2007, no se ha vuelto a impartir en la Ciudad Condal ningún curso de capacitación para este tipo de cometidos. Por ello, solo una decena de agentes que prestan servicio en Barcelona cuenta con la suficiente formación.


Así, según ‘El Confidencial Digital’, el Comité Regional de la Confederación Española de Policía ha instado de forma urgente a la Dirección General de la Policía a que convoque e imparta los cursos correspondientes de formación para estos agentes.


PERSONALIDADES EN EL ANIVERSARIO DEL 17A


Precisamente, el llamamiento se produce en vísperas de los actos que se celebrarán el próximo 17 de agosto en Barcelona para conmemorar el primer aniversario de los atentados en Las Ramblas y Cambrils. A pesar de que el Ayuntamiento dirigido por Ada Colau quiere dar protagonismo a las víctimas y eludir cualquier polémica política, el evento contará con una destacada presencia institucional, encabezada por el rey Felipe VI y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.


También asistirá un gran número de ministros y los líderes de los principales partidos políticos con representación en el Parlament. Un escenario que previsiblemente será aprovechado por los grupos independentistas para increpar a los altos cargos no nacionalistas, y que volverá a poner a prueba la capacidad de protección del servicio de escolta de personalidades.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH