sábado, 5 de diciembre de 2020

El Gobierno convierte la aprobación de los presupuestos en un arma electoral

|

Sanchez presupuestos


El Gobierno está determinado a presentar un proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2019 antes de fin de año, preferiblemente en noviembre, indican fuentes del Ejecutivo. Se abriría así la posibilidad de que estuvieran aprobados en febrero, antes de la precampaña de las municipales y autonómicas de mayo.


El deseo del presidente, Pedro Sánchez, es que esos presupuestos se hagan con el techo de gasto elaborado por su gabinete, que prevén 6.000 millones de euros más de gasto no financiero que las cuentas de 2018 aprobadas por el Ejecutivo de Mariano Rajoy.


El problema es que el acuerdo sobre el techo de gasto aprobado por el Consejo de Ministros de Sánchez fue rechazado en julio por el Congreso y, aunque Sánchez intente de nuevo el aval de la Cámara Baja, el PP podría vetarlos de modo irreversible en el Senado --donde goza de mayoría absoluta-- gracias a una reforma que Rajoy llevó a cabo en 2012 de la Ley de Estabilidad Presupuestaria.


Para volver a la situación anterior en la que el veto del Senado no sea definitivo y que el Congreso tenga capacidad para levantarlo, el PSOE, con el apoyo de Unidos Podemos, Compromís y ERC, ha registrado una proposición de ley para modificar la Ley de Estabilidad Presupuestaria, la única que otorga esa capacidad de veto irreversible al Senado, que no lo tiene sobre ninguna otra, tampoco la de Presupuestos.


Si la reforma se lleva a cabo dentro de los plazos disponibles, el presupuesto del próximo ejercicio podrá incrementar su techo de gasto.


EL PP SE PASA AL BLOQUEO


Pablo Casado, líder del Partido Popular, ha anunciado que  va a bloquear los presupuestos con su mayoría en el Senado y han contactado con Ciudadanos para pedir un informe jurídico sobre la reforma de la Ley de Estabilidad propuesta por el PSOE.


Los populares confían en que la mayoría que suma con Cs en la Mesa del Congreso les permita retrasar la acción de gobierno de Sánchez. De este modo, malograrían el intento de Sánchez de sacar adelante las cuentas públicas de 2019 y de usarlas como añagaza electoral.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH