martes, 22 de octubre de 2019

​El Gobierno prohíbe circular por dos carreteras catalanas a grandes camiones

|

N340



El Consejo de Ministros de este viernes ha aprobado por Real Decreto prohibir la circulación de grandes camiones de mercancías por varios tramos de dos carreteras nacionales a su paso por Catalunya, la N-340 y la N-420, y obligarles así a desviarse por las autopistas paralelas, la AP-7 y AP-2, a cambio de rebajas de hasta un 50% en precio del peaje.


Con esta medida se pretende desequilibrar el tráfico entre las distintas infraestructuras, sacando los camiones de las carreteras convencionales, que soportan un "elevado tránsito de vehículos pesados", y maximizando el uso de las autopistas, con el fin último de mejorar la seguridad vial, además de rebajar la congestión y la contaminación.


La iniciativa entrará en vigor este domingo 2 de septiembre.


La medida afectará a vehículos pesados, de transporte de mercancías, de gran tonelaje (de cuatro o más ejes), que tendrán prohibido circular por varios tramos de las carreteras N-340 y N-240 a su paso por Catalunya y hasta la frontera con Castellón.


En el caso de la N-340, se trata del tramo entre Peñíscola (Castellón) y L'Hospitalet de l'Infant (Tarragona), y entre Altafulla (Tarragona) y Vilafranca (Barcelona).


En la N-240, la prohibición afecta al tramo entre Les Borges Blanques (Lleida) y Montblanc (Tarragona).


Así, en estos trazados, los referidos grandes camiones estarán obligados a realizar el trazado por las autopistas paralelas a los mismos, la AP-7 y la AP-2, ambas concesiones de Abertis, si bien contarán con rebajas en el precio del peaje.


En concreto, los descuentos serán del 50% para los que realicen recorridos internos y tengas 'telepeaje' y del 42,5% en el resto de supuestos y tramos. Fomento aportará a la concesionaria el importe de la reducción.


El desvío de camiones desde las carreteras nacionales hacia autopistas paralelas a cambio de descuentos del peaje es una iniciativa que otros Gobiernos han puesto ya en marcha en otras vías, si bien hasta ahora tenía carácter voluntario para los camiones.


Asimismo, y con el fin de fomentar el uso de la AP-7, Fomento suprime el peaje en un tramo de la AP-7 a vehículos ligeros de usuarios habituales. Se trata del trazado de la vía entre Vilafranca Sur (Barcelona) y Vinaroz (Castellón) y Alcanar (Tarragona).


USUARIOS HABITUALES


Como usuarios habituales se entienden a aquellos que realicen trayectos de ida y vuelta en este tramo, con retorno a las 24 horas y al lugar de origen y que tengan 'telepeaje'. En este caso, el uso de la autopista será de carácter voluntario para los conductores.


Las dos medidas estarán vigentes hasta que concluyan los plazos de concesión de los tramos de autopista, fijados en el 31 de diciembre de 2019 en el caso de la AP-7 y en agosto de 2021 en el de la AP-2.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH