​Sánchez cuenta con la Abogacía del Estado para destensar las relaciones con Torra

|

Pedro sánchez sanchez gobierno moncloa 13072018


La Abogacía del Estado en el juicio del procés es la baza con la que cuenta el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para destensar las relaciones con el presidente de la Generalitat, Quim Torra.


La Abogacía del Estado depende del Ministerio de Justicia, al contrario que la Fiscalía, por lo que es difícil influir en la decisión de la Fiscalía para que retire la acusación por rebelión a los políticos soberanistas.


El Ministerio se plantea que la Abogacía del Estado acuse solo por malversación, que es el delito por el que el Gobierno central se personó en nombre de Hacienda, si bien Pedro Sánchez ha asegurado que respetará la decisión del Poder Judicial y de la Fiscalía.


La acusación por rebelión es un delito penado con hasta veinte años de cárcel y esta es la principal amenaza del ex vicepresidente del Govern, Oriol Jonqueras, y el resto de encarcelados por el 1 de octubre.


El estatuto del Ministerio Fiscal establece que "tiene por misión promover la acción de la Justicia en defensa de la legalidad, de los derechos de los ciudadanos y del interés público tutelado por la ley, de oficio o a petición de los interesados, así como velar por la independencia de los tribunales, y procurar ante estos la satisfacción del interés social".


Según las previsiones, la Fiscalía está cerrada a cambiar de criterio, pero sigue sobre al mesa qué ocurrirá con la Abogacía del Estado.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH