Piden dos años de prisión para Lucía Bosé por quedarse con un dibujo de Picasso

|

LUCu00cdA BOSu00c9. IMAGEN DE RAu00daL TERREL

Lucía Bosé/Raúl Terrel


La Audiencia Provincial de Madrid juzgará el próximo lunes a Lucía Bosé por un delito de apropiación indebida al quedarse con un dibujo de Pablo Picasso que pertenecía a una empleada suya que falleció y que Bosé vendió en una subasta por un valor de 198.607 euros.


La Fiscalía de Madrid solicita en su escrito de acusación una pena de dos años de prisión y una multa de ocho meses con cuota diaria de 20 euros, además de la correspondiente indemnización a la persona perjudicada.


El fiscal considera probado que la procesada mantuvo conviviendo en su domicilio de Madrid a su empleada doméstica Remedios hasta el fallecimiento de ésta. 


Tras cincuenta años a su servicio, y como quiera que dicho domicilio era su lugar de residencia, Remedios tenía todas sus pertenencias en él, entre las que se encontraba un dibujo realizado a la misma por Pablo Ruiz Picasso.


En la parte posterior del dibujo hay una dedicatoria del pintor en la que se puede leer 16-2-63 y 'para Reme'. La acusada hizo suyo el dibujo, disponiendo del mismo para su venta en una subasta el 25 de junio de 2008, en la que alcanzó el precio de 198.607 euros, y jamás entregó dicho dinero a los herederos de Remedios tras su fallecimiento.


Los herederos legítimos de Remedios son sus sobrinas: Remedios y María Pilar.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH