El Liceu abre la temporada de 2019 con una versión clásica de "Madame Butterfly"

|

El Gran Teatre del Liceu de Barcelona empezará 2019 con la reposición de una versión "muy clásica, elegante e inteligente" ópera de Giacomo Puccini, 'Madame Butterfly' con las sopranos Ainhoa Arteta y Lianna Haroutounian y los tenores Jorge de León y Rame Lahaj, con la producción de Moshe Leiser y Patrice Caurier.


Este montaje del Liceu y la Royal Opera House-Covent Garden --que podrá verse desde este sábado y hasta el 29 de enero-- fue un éxito en 2006 y 2013, y retorna al teatro barcelonés bajo la batuta del maestro Giampaolo Bisanti, y que la directora artística de la sala, Christina Scheppelmann, ha considerado una propuesta "muy estética".


Bisanti ha explicado que toda la producción se articula en torno a la joven geisha Cio-Cio-San --obligada a casarse con el teniente norteamericano Pinkerton y repudiada después por éste--, como "un sol a cuyo alrededor gira todo".


A su juicio, la música de Puccini castiga en el cierre la actitud de Pinkerton, después del suicidio de la geisha porque incluye un sol mayor que no tiene nada que ver con el resto de la partitura final: "Para mí, esta diferencia tan radical tiene un significado muy claro: el castigo que impone a Pinkerton".


Teatro Liceu


"Ella ha muerto pero esto tiene continuidad, y seguramente alguien escribirá 'Madame Butterfly II: The Revenge", ha vaticinado Bisanti, ya que la música de Puccini deja la partitura sin cerrar, sino que abre un nuevo camino para que Pinkerton reciba su castigo.


Ha instado a devolverle la italianidad a esta ópera de Puccini, que tuvo un estreno muy fracasado --que hirió profundamente al compositor-- por ser rompedora y por motivos políticos.


Como motivos de aquel fracaso ha explicado que tuvo una iconografía muy fuerte, con una prostituta --un tema no muy tratado--, además de la contraposición de dos mundos y un componente muy machista que calificaba de juguete a la chica con la que Pinkerton se había casado, "algo muy diferente a lo que estaba acostumbrado a ver el público".


DEBUT EN EL LICEU


La soprano armenia Lianna Haroutounian debutará en el Liceu con el papel de Ciao-Ciao-San: "Vocalmente, es muy difícil el inicio de la ópera", ha confesado, mientras que la cantante vasca Ainhoa Arteta se estrenará en el rol en un momento de gran madurez personal.


Para la cantante armenia, la producción es muy bonita y clásica, y ha detallado: "Es una mujer a la vez muy emocional y sensible, que requiere muchos colores diferentes", ya que es un personaje frágil, fuerte, maduro y profundo, aparte de inocente y puro.


"La música es muy emotiva, nos coge tan fuerte que tenemos que estar concentrados", ha agregado la cantante, que ha asegurado que el personaje requiere generosidad.


El tenor debutante en el Liceu Rame Lahaj ha detallado que los más difícil es cómo hacer que el papel del teniente Pinkerton sea amado por el público: "Por muy bien que lo hagas y que cantes es un papel que siempre irrita al público".


"Actúa de la manera que actúa porque tiene el poder que le da el dinero, y decide que le da igual, que piensa divertirse y disfrutar de todo aquello", ha dicho el tenor, aunque ha señalado que el cantante se da cuenta al final de que aquello no está bien, pero ya es demasiado tarde.


Para el tenor Jorge de León, Pinkerton es un personaje "bastante agrio y duro porque uno no siente todo lo que viene a expresar, y él es el exponencial culpable de la situación".


"Nos estamos encontrando con una realidad actual de pederastia y turismo sexual", ha lamentado el tenor, que ha animado a entender que no es el tipo de personaje del que uno se puede enamorar o sentirse identificado.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH